Edición Impresa

Transporte: denuncian fuerte baja de pasajeros

La difusión del último estudio de costos cerrado en diciembre por el Ente de la Movilidad (EMR) arrojó un desfasaje de 85 centavos entre el boleto que paga el pasajero y el valor real del servicio.

Sábado 25 de Enero de 2014

En medio del debate por un posible nuevo aumento de la tarifa del transporte, el concejal Jorge Boasso denunció que durante el año pasado “se perdió en promedio un millón de boletos por mes”. El edil radical acusó a la Intendencia de “mentir para tapar la realidad” y así instalar la necesidad del ajuste tarifario. Según Boasso, la ineficacia de algunas líneas, la mala planificación y un incorrecto cálculo de costos explican la situación de los colectivos urbanos y la disminución de usuarios.

   La difusión del último estudio de costos cerrado en diciembre por el Ente de la Movilidad (EMR) arrojó un desfasaje de 85 centavos entre el boleto que paga el pasajero y el valor real del servicio.

   Su divulgación alertó a ediles opositores, quienes vieron allí una jugada encubierta del gobierno municipal para instalar el escenario de un nuevo aumento de la tarifa, tras la suba de diciembre.

   En ese marco, Boasso lanzó: “La intendenta se preocupa más que los empresarios del transporte por aumentar el boleto, pero no parece interesada en mejorar la calidad del servicio. El estudio que realizan es una gran mentira que no transparenta la realidad”.

   Según el concejal de la UCR, el Ejecutivo instaló una serie de “falacias” sobre cómo funciona el transporte. Una de ellas reza que aumentó el costo del sistema. “Esto no es cierto ya que los costos de operación del sistema se mantienen en iguales valores”, señaló.

   Luego cuestionó que el Ente insista “en realizar un análisis con la ecuación pasajero por kilómetro, cuando hace tiempo que tiene que ser por kilómetro recorrido”.

   “Esto distorsiona el análisis —continuó— porque aun cuando el sistema opere a costos similares, si transporta menos pasajeros el costo resultante aumenta y genera un espiral de aumento de tarifa que sólo conduce a menor cantidad de pasajeros transportados y nuevos aumentos”.

   Para Boasso, otra falacia es que el transporte sea “integrado, moderno y el mejor del país”, como señala el Ejecutivo. “La sostenida e inédita caída en el índice pasajero por kilómetro, que afecta el costo encareciéndolo revela el deterioro del sistema”, aseveró.

   Al respecto, en base a datos del Ente, Boasso indicó que entre octubre y diciembre de 2013 se vendieron 250 mil boletos mensuales menos. Si la comparación se hace entre diciembre de 2012 y 2013, la caída en promedio, es de casi un millón de boletos mensuales.

   Más adelante negó que hayan caído los subsidios nacionales al gasoil, ya que crecieron levemente en valores absolutos y en términos porcentuales.

   Boasso reiteró la necesidad de conocer los costos desagregados por empresa para “brindar un punto de referencia que permita evaluar la eficiencia real de la gestión. Sería además —agregó— el punto de partida para diseñar e implementar un nuevo sistema, con reglas claras que promuevan la eficiencia de los operadores, en el marco de un nuevo modelo de transporte verdaderamente masivo, integrado y moderno”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS