Edición Impresa

Transporte: conflicto y tregua en larga distancia

Los trabajadores de las empresas de transporte de larga distancia Chevallier, General Urquiza y Sierras de Córdoba realizaron un paro en reclamo de que se efectivice el aumento salarial del...

Jueves 29 de Agosto de 2013

Los trabajadores de las empresas de transporte de larga distancia Chevallier, General Urquiza y Sierras de Córdoba realizaron un paro en reclamo de que se efectivice el aumento salarial del 23 por ciento acordado durante las paritarias de este año. Durante la noche, aluego de una reunión realizada en el Ministerio de Trabajo de la Nación, la medida fue levantada.

La medida de fuerza comenzó el martes por la tarde y surgió de manera espontánea luego de que un grupo de trabajadores se autoconvocara frente a las boleterías de las empresas en Retiro. La decisión rápidamente se propago a Rosario, Santa Fe y las demás ciudades en las operan esas firmas, como Córdoba, Mendoza, y Tucumán.

Los trabajadores reclamaron que se abone el 23 por ciento de aumento estipulado para este año, y denunciaron que las empresas no lo habían cumplido. Y lanzaron un paro por tiempo indeterminado. Finalmente, durante una audiencia en el Ministerio de Trabajo de la Nación se destrabó el conflicto, según confirmó Alberto Montenegro, secretario general de la Asociación de Obreros del Transporte Automotor (Aota) .

Horas antes, las empresas habían ofrecido pagar el 23 por ciento adeudado desde enero en 10 cuotas y hacer efectiva la suba para este año en enero de 2014. Los trabajadores de todas formas buscan una mejora de la propuesta.

Algunos trabajadores informaron que la protesta no contó con el aval de la Unión de Trabajadores Automotor (UTA).

Las mismas fuentes dijeron que, para calmar los ánimos, ayer se hizo efectivo también el pago de un "subsidio" de mil pesos por parte del gobierno nacional para cada trabajador, que fue pagado por el Banco Nación a través de una cuenta individual.

La Aota salió a respaldar el paro de los trabajadores de las tres empresas de transporte de larga distancia y advirtió que otras empresas podrían sumarse a la medida de fuerza sino se arribaba rápidamente a una solución.

Montenegro dijo que no estaba sorprendido por la medida ya que "la Unión de Trabajadores Automotor (UTA) a nivel nacional que engañó a los trabajadores diciéndoles que habían acordado una suba del 23 por ciento pero las empresas no lo firmaron porque primero quieren un subsidio del gobierno y por eso no se hacen cargo de dicho aumento".

Conflictos. Los trabajadores de las empresas de larga distancia realizaron varios paros durante este año en reclamo de un aumento salariales. Durante algunos fines de semanas largos se realizaron medidas de fuerza sorpresivas para presionar a las empresas y así lograr que el pago de las subas pero aún así no llegaron a concretar su objetivo, salvo en algunas firmas que en forma individual fueron otorgando las alzas pactadas en las paritarias 2013.

La negociación salarial de los colectiveros fue una de las más duras de este año.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS