Edición Impresa

Tostado sepultó a sus docentes en un adiós masivo y lleno de alumnos

Inhumaron ayer a las siete maestras y al chofer de la combi en la que viajaban para dar clases, en la ruta 95. Son las víctimas del accidente del lunes, en el que murieron diez personas luego de chocar un utilitario y una camioneta.  

Miércoles 29 de Mayo de 2013

Los restos de las siete docentes que murieron el lunes en un brutal accidente sobre la ruta nacional 95 que les costó la vida a diez personas, fueron inhumados ayer por la mañana en el cementerio de Tostado. Por decisión de los familiares, los despojos de las maestras fallecidas fueron velados en las céntricas instalaciones del Club Atlético local.

Es que "ninguna sala velatoria tiene lugar para esa cantidad de víctimas", había dicho el intendente de la ciudad, consternado por la desgracia. Desde las 14 de la misma tarde del trágico día y hasta ayer a las 9.30 desfilaron por allí cientos de personas y una gruesa columna acompañó el cortejo fúnebre hasta la necrópolis. "Conmovió la presencia de niños que se acercaron a despedirse de sus maestras", reflejó la prensa local.

"El panorama era desgarrador. Muchísima gente, entre familiares, amigos, vecinos, docentes, alumnos y en definitiva la comunidad completa fue al velatorio. Es que ellas eran docentes conocidas por todos en el pueblo", contó a La Capital Sonia Alesso, secretaria general de la Asociación del Magisterio de Santa Fe (Amsafé).

La dirigente estuvo presente ayer en el sepelio junto a otras autoridades gremiales y la propia ministra de Educación de la provincia, Claudia Balagué, para participar de las exequias como un gesto de acompañamiento a los deudos y a toda una comunidad desconsolada.

"Nos acercamos para manifestar a los familiares nuestra solidaridad, de toda la docencia santafesina y también de todo el país que está conmovida con lo sucedido", agregó la máxima titular de Amsafé.

La seño no llega. Fue sin duda el lunes más triste para los alumnos y los docentes de dos escuelas primarias de Villa Minetti y una de San Bernardo. Minutos después de las 7, en la ruta 95, en jurisdicción de Pozo Borrado, a unos 35 kilómetros al norte de Tostado, cabecera del departamento 9 de Julio, una camioneta Ford F100 impactó de frente contra una Fiat Ducatto que viajaba hacia el norte transportando a las siete maestras que trabajaban en esos establecimientos. Llegó la hora de entrar a clase pero las señoritas no habían llegado. Se sabía de un accidente grave en la ruta, pero pensaban que esta era la causa del retraso de las docentes. Más tarde llegó la fatídica confirmación.

Ardua tarea les tocó a los bomberos al momento de rescatar de entre los hierros doblados los restos de las maestras, que comenzaron a ser velados a las 14. Ayer por la mañana se realizó el responso religioso en una capilla ardiente montada en el mismo salón de la entidad deportiva que sirvió de sala mortuoria. Luego tuvo lugar el cortejo fúnebre hasta el cementerio, acompañado por una masa humana y doliente, que aplaudió en todo el trayecto.

Las víctimas. Luciana Vallejos, Valeria Valentini, Nilda Ruiz, Jésica Odiante, Gladis Saavedra, Daniela Figueroa y Andrea Soae. Todas eran prósperas y algunas de ellas tenían hijos. Nadie, en Tostado y la zona, puede poner en palabras sino expresar con lágrimas el nefasto aire que se respira por estos minutos, ni cuán intenso es el dolor y el sentir por estas pérdidas irreparables.

José Horacio Belén, el chofer de la trafic en que viajaban las docentes también perdió la vida a raíz del impacto y sus restos fueron velados en la sala de la Cooperativa de Agua Potable de Tostado, como es habitual en esta ciudad. La misma suerte corrieron Francisco Miani, quien estaba al mando de la camioneta y su acompañante, Guillermo Espíndola, ambos de 30 años y oriundos de la localidad chaqueña de Villa Angela, a donde fueron derivados sus cuerpos. Previo a entregar los despojos, la Justicia ordenó la autopsia de los conductores de los vehículos siniestrados.
  
Fuera de peligro. En la combi también viajaba el profesor de educación física Miguel Carneiro (28), quien salvó su vida de milagro, aunque sufrió una fractura expuesta en una de sus piernas. El joven fue trasladado en principio al hospital de Tostado y luego zonal de Reconquista, donde ayer se hallaba fuera de peligro, según confirmó a La Capital la titular de Amsafé, quien lo visitó luego de las honras fúnebres.
  
Demandas. A través de un comunicado, Amsafé expresó “su más profundo dolor” por la muerte de las maestras y exigió a las autoridades “un transporte seguro y adecuado” para las docentes que se desplazan por trabajo. “No hay un transporte público para ello y el tema debe ser abordado urgente por las autoridades”, enfatizó Alesso.

Por otra parte, “es necesario que prospere un proyecto de ley presentado este año en la Legislatura por el senador de San Lorenzo Armando Traferri, que postula el boleto gratuito docente”, remató la dirigente.

Ayer y anteayer las banderas de todos los establecimientos educativos santafesinos se izaron a media asta en señal de duelo, de acuerdo al decreto del Ministerio de Educación provincial. En ese lapso no se dictaron clases en las escuelas del departamento 9 de Julio.

¿No habilitada?

Medios nacionales hicieron trascender que la combi que trasladaba a las maestras no tenía habilitación para esa actividad. La Capital no pudo corroborar de primera fuente esta información. “Es que aquí no es como en Buenos Aires. Aquí la gente se mueve como puede. Nadie piensa en ese detalle”, dijo a este diario un periodista local.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS