Edición Impresa

Timerman solicitó una reunión "a solas" con su par británico Hague

Misión a Inglaterra. Gran Bretaña pretende sumar a los colonos de Malvinas al diálogo diplomático. El ministro de Relaciones Exteriores sostuvo "que Argentina es un país que no está completo, le falta una parte de su territorio".  

Martes 05 de Febrero de 2013

En la previa del encuentro con los grupos europeos que respaldan la posición nacional por Malvinas, el canciller Héctor Timerman solicitó ayer formalmente una reunión "a solas" con su par británico, William Hague, quien dijo estar dispuesto a hablar, pero solo si están presentes los isleños.

A través de la embajadora en el Reino Unido, Alicia Castro, el ministro de Relaciones Exteriores solicitó una cita con Hague "a solas, a fin de tratar los numerosos temas de la agenda bilateral y multilateral entre ambos Estados".

En respuesta, el canciller británico dijo en conferencia de prensa que está "abierto" a una reunión, pero condicionó una vez más el encuentro a la presencia de representantes de las Islas Malvinas.

"Para el señor Timerman, la oferta de una reunión sigue abierta, pero por supuesto en cualquier discusión sobre los habitantes de las islas Falkland (denominación británica de las Malvinas) es muy importante que estos estén presentes", declaró Hague.

Tras arribar a Londres, Timerman insistió con su rechazo a que los isleños participen de una eventual negociación por Malvinas y dijo que el principio de autodeterminación "es una bandera" argentina que "jamás se dejará que sea utilizada por quienes fueron la base del imperio más grande que hubo en la historia".

El titular del Ministerio de Relaciones Exteriores aseguró que "el derecho argentino sobre las Malvinas hace a la unión nacional", al afirmar que sin las islas, "Argentina es un país que no está completo, le falta una parte de su territorio".

"El Reino Unido aplica la ley imperial, en el sentido que quieren imponer a la Argentina un ultimátum, un condicionamiento, que ni Argentina, ni el gobierno de Cristina Kirchner, ni el canciller estamos dispuestos a aceptar", sostuvo Timerman.

En declaraciones a Radio Nacional, explicó que el gobierno acepta sentarse a "dialogar de acuerdo al mandato de Naciones Unidas".

Pero aclaró: "No recibimos órdenes ni acatamos el ultimátum emitido por un gobierno extranjero".

Autodeterminación. "La autodeterminación es la madre de la República Argentina y de toda América Latina. Todos nosotros somos hijos de la libre determinación, y eso se da en las luchas por la independencia del siglo 19", agregó el canciller, al tiempo que destacó que Argentina apoyó las "luchas por la autodeterminación e independencia de todos los pueblos del mundo".

En ese sentido, recordó que Gran Bretaña "que ahora habla de autodeterminación, no puede olvidar que hasta 1947 era el principal imperio mundial, que dominaba a la República de la India, entre muchos otros territorios".

Horas después del arribo de Timerman, la embajadora Castro informó de su llegada a Hague y le recordó que "de acuerdo con las notas dirigidas los días 29 y 31 de enero", el canciller argentino "reiteraba su solicitud y disposición a mantener una reunión bilateral".

El funcionario se reunirá mañana con grupos de 18 países de la Unión Europea que participarán de "encuentros de análisis, discusión y debate sobre cómo entablar e impulsar el diálogo con el Reino Unido".

Se trata de espacios conformados por destacados políticos, académicos, escritores y periodistas de Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Dinamarca, España, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Países Bajos, Polonia, Portugal, República Checa, Reino Unido, Rumania y Suecia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS