Edición Impresa

Tibio rechazo de la oposición en el Concejo a otra suba de la TGI

La oposición en el Concejo ensayó ayer un tibio rechazo al planteo del Ejecutivo de revisar el presupuesto 2014 y sancionar un aumento extra de la tasa general de inmuebles (TGI) por la...

Viernes 21 de Febrero de 2014

La oposición en el Concejo ensayó ayer un tibio rechazo al planteo del Ejecutivo de revisar el presupuesto 2014 y sancionar un aumento extra de la tasa general de inmuebles (TGI) por la devaluación y la alta inflación. El radicalismo reconoció que el escenario económico se complejizó, pero consideró "inoportuno sumar ahora incertidumbre a los contribuyentes". Desde el interbloque del PPS-PJ admitieron que hubo suba de precios, aunque reclamaron números precisos para estudiar el tema con seriedad. Y el PRO sugirió al municipio que antes de subir tasas, revise su estructura de gasto.

La sugerencia de la Intendencia respecto a una posible revisión del presupuesto 2014, generó ayer las primeras reacciones políticas. Con matices, parte de la oposición reconoció que el panorama macroeconómico es distinto al de fines del año pasado cuando se sancionó la iniciativa. Pero hubo reparos a un posible nuevo ajuste tributario.

De arribar al cuerpo una propuesta formal del Ejecutivo para actualizar los números municipales, el tema llegará a la comisión de Presupuesto. Allí el oficialismo tiene 4 de las 7 firmas. Sin embargo, le faltarán al menos 4 votos en el recinto para convalidar una suba adicional de la TGI para 2014.

Los tres concejales opositores que participan de la comisión de Presupuesto fueron consultados por LaCapital. A diferencia de lo que se esperaba, ensayaron un rechazo no tan contundente.

"No desconocemos el contexto inflacionario, que se aceleró tras la devaluación, pero no creemos que sea el momento oportuno plantear ahora un posible nuevo ajuste", señaló el radical Sebastián Chale.

El edil de la UCR agregó: "Aún no sabemos que impacto real tendrá la depreciación del peso en los precios. Por eso consideramos que no hay que sumar incertidumbre en los contribuyentes. Están además las paritarias abiertas, con lo cual lo más prudente sería esperar un poco de tiempo".

Desde el PPS, Lorena Giménez aclaró que "para opinar con fundamento necesitamos ver los números de la Municipalidad, y así poder hacer los cálculos correctos y no hablar en el aire".

No obstante, reconoció que "el escenario político y económico cambió totalmente desde que se aprobó el presupuesto 2014 a fines del año pasado". Giménez indicó que algunos argumentos esbozados por la Secretaría de Hacienda "son atendibles", como el alza de insumos y destacó que su bancada "está dispuesta a colaborar".

El macrista Rodrigo López Molina fue más crítico. "No nos sorprende este escenario. Dijimos que era un presupuesto de utilería el que se aprobó a fines de 2013, que sólo pateaba los problemas para adelante en una situación económica muy compleja. Propusimos un revalúo con topes, para minimizar el impacto en los sectores más vulnerables y congelar el gasto de la planta política. Pero no tuvimos suerte", recordó. López Molina advirtió que el PRO no acompañará una revisión del presupuesto 2014. "A diferencia del boleto, en el que vemos otro contexto, no vamos a sumar nuestros votos a esta idea. Sería muy desprolijo de nuestra parte. El oficialismo en cambio debería asumir una posición de honestidad política y dialogar con quienes acordó aquella suba plana del 19 por ciento, sin contención del gasto", dijo en relación a la UCR, el PJ y el PPS.

"Por lo pronto —continuó— antes que subir las tasas a los rosarinos, el municipio debería readecuar su gasto público".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS