Edición Impresa

The New York Times y The Guardian piden clemencia para Snowden

Los pedidos de clemencia para Edward Snowden se multiplicaron ayer, con medios de comunicación y defensores de los derechos humanos argumentando que el analista de inteligencia...

Viernes 03 de Enero de 2014

Los pedidos de clemencia para Edward Snowden se multiplicaron ayer, con medios de comunicación y defensores de los derechos humanos argumentando que el analista de inteligencia brindó un gran servicio a la democracia con sus revelaciones sobre el espionaje estadounidense. En su principal editorial, The New York Times dijo que Snowden, inculpado de espionaje en Estados Unidos y refugiado en Rusia desde junio, "pudo haber cometido un crimen pero ha brindado un gran servicio a su país". "Considerando el enorme valor de la información que reveló, y los abusos que expuso, el señor Snowden merece más que una vida de exilio permanente, miedo y fuga", dijo el influyente diario. "Es momento de que Estados Unidos ofrezca a Snowden un acuerdo con el fiscal o alguna forma de clemencia" que le permita volver a su país y enfrentar al menos "un castigo reducido sustancialmente", agregó.

El periódico británico The Guardian, que publicó gran cantidad de información filtrada por Snowden, remarcó por su parte que el analista, "en ausencia de una autoridad supervisora (de las actividades de inteligencia) democrática y fiable, dio a la gente información suficiente acerca de la naturaleza de las operaciones modernas de recolección de inteligencia para permitir que se produzca un debate". Alabando el "coraje moral" de Snowden, The Guardian dijo que espera que el presidente Barack Obama haga "uso de sus poderes ejecutivos para tratarlo humanamente y de una manera que sea un brillante ejemplo sobre el valor de los filtradores y de la libertad de expresión en sí misma". Más adelante dijo: "Esperamos que mentes frías en el actual gobierno estén trabajando en una estrategia que permita al señor Snowden regresar con dignidad".

Snowden, que vive en Rusia bajo asilo temporal, filtró el año pasado documentos que recolectó mientras trabajaba para la Agencia de Seguridad Nacional (NSA). Estados Unidos lo acusó de espionaje y podría presentar otros cargos en su contra. Las filtraciones desataron un debate sobre hasta qué punto puede el gobierno de Estados Unidos recopilar información para proteger a sus ciudadanos del terrorismo y generó varias demandas. Moscú otorgó asilo a Snowden hasta agosto. El estadounidense podría enfrentar hasta 30 años de cárcel por los cargos de espionaje, aunque según el Times es mucho más probable que reciba cadena perpetua.

La semana pasada un juez federal determinó que la recolección de registros de llamadas telefónicas por parte de la NSA era legítima, mientras que otro magistrado había cuestionado poco antes la constitucionalidad del programa de vigilancia. Es probable que el tema sea llevado ahora a la Suprema Corte.

El nuevo vicedirector de la NSA, Rick Ledgett, dijo hace poco que era partidario de negociar una amnistía con Snowden a cambio de los documentos de seguridad en su poder. La Casa Blanca rechazó la idea.

Oídos sordos. El director de la organización de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch, Kenneth Roth, también insistió en la necesidad de perdón para Snowden en un mensaje lanzado a través de Twitter. "Snowden expuso una grave mala conducta. Otros que presentan denuncias oficiales fueron ignorados/perseguidos. El debe ser indultado", tuiteó

Ante requerimientos de la prensa, la Casa Blanca hizo referencia a declaraciones anteriores de Obama y funcionarios del gobierno, que se negaron a considerar cualquier forma de indulto para Snowden y lo instaron a retornar a Estados Unidos para hacer frente a los cargos que se le imputan. El 24 de diciembre, en una entrevista con The Washington Post y una intervención televisiva sin precedente desde el comienzo de las revelaciones en junio, Snowden llamó a los ciudadanos del mundo entero a "poner fin a la vigilancia masiva", y estimó que ha cumplido con su misión.

El 20 de diciembre, Obama eludió la cuestión de una posible amnistía para Snowden. El debate es importante y necesario, pero es también crucial tener presente que esto ha hecho un daño innecesario a las capacidades de inteligencia y la diplomacia estadounidenses", dijo.

Obama prometió una revisión de los programas de vigilancia, tras haber recibido a mediados de diciembre un informe de expertos con 46 propuestas al respecto. Este texto afirma que es tiempo de efectuar un retroceso en las operaciones de la NSA. La Justicia, a su vez, dio señales contradictorias sobre la legalidad de estas actividades: un juez estimó el 27 de diciembre en Nueva York que la NSA cumple con la ley, mientras que diez días antes un colega había denunciado una operación "casi orwelliana" de este organismo. Las posiciones divergentes hacen probable que sea la Corte Suprema quien en última instancia se pronuncie sobre el tema.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS