Edición Impresa

Terrible accidente sin víctimas en La Pampa

Una carambola en la 1ª vuelta de la competencia del Turismo nacional dejó 21 autos afuera y pocas secuelas físicas.

Lunes 06 de Mayo de 2013

La imagen fue escalofriante. Matías Muñoz Marchesi salió disparado hacia el pasto llevándose una cartel de publicidad por delante. Pero ese sería sólo el comienzo. Detrás empezaron a pegarse de lo lindo. El polvo que se levantaba por la tierra sin apisonar dejó a todo el mundo ciego y algunos, siempre lo mismo, no aflojaron ni en esa circunstancia. Consecuencia: 21 autos quedaron involucrados, muchos de ellos no servirán más y todos los pilotos la pueden contar. El saldo de una muñeca quebrada o contusiones varias fueron una bendición para lo que se vio en el inicio de la final de la Clase 3 del Turismo Nacional, en el moderno circuito de Toay, La Pampa.

Lo que pasó en Toay es lo que sucede en muchos otros circuitos argentinos. Hay tierra apenas termina el pavimento y un despiste la levanta. Y si eso ocurre cuando muchos autos circulan juntos, como en el caso inmediatamente después de una largada (y en una categoría con más de 45 máquinas), hay peligro inminente por la nube de polvo que hace invisible al que viene atrás. Sin ir tan lejos, eso provocó la muerte de Guido Falaschi en 2011, en el TC de Balcarce. Pero como dijo el parejense Leandro Carducci, uno de los involucrados, "estamos tocados por Dios que no pasa nada importante. Yo frené a cero, me tiré por adentro y pasaban a fondo por todos lados".

Precisamente, se vio a algunos que aflojaron y a otros que aceleraron buscando el hueco por afuera. Y fue un pandemónium que hizo pensar lo peor. Más al ver cómo iban quedando los autos, como el Lancer de Ariel Michieletto, que fue rescatado sacándolo del habitáculo por la puerta del acompañante. O Juan Carlos Pisandelli, que se fracturó la muñeca, y Claudio Viana, todos fuera de peligro.

De los pilotos zonales, además de Carducci quedaron out José Yannantuoni y Guillermo Albertengo. En el relanzamiento de la prueba, 40 minutos después, abandonó Fabián Yannantuoni e Iván Saturni, de Bigand, culminó como el mejor local: 15º, aunque retrasado.

Fabián Pisandelli compensó la preocupación familiar por lo de su hermano y ganó de local una carrera con mucha lucha, como acostumbra el TN, con el acoso permanente de Chapur y Tuero, mientras atrás Guillermo Ortelli hacía una remontada increíble con maniobras espectaculares (a dos vueltas del final pasó a tres en una sola maniobra) que lo dejaron 8º y con el mismo puntaje que el ganador arriba en el campeonato.

Canapino aguantó para volver a ganar

No debe ser el autódromo más seguro del mundo, pero el dibujo de Oberá ya de por sí es sinónimo de espectáculo: subidas, bajadas y curvas ciegas hacen un combo donde la muñeca del piloto cuenta y mucho. Y en ese escenario Agustín Canapino sacó a relucir su chapa de campeón, obteniendo la primera victoria del año en un final bárbaro gracias al avance de Juan Manuel Silva. Mal domingo para el parejense Facundo Ardusso y bueno lo de la cordobesa residente en Rosario Julia Ballario, que finalizó 15ª.

López partió en pole y dominó la cuerda pero en la tercera curva Canapino le hizo una tijera bárbara y pasó a la punta que no abandonaría pese al asedio constante de Pechito. Atrás Silva, que iba 4º, prefirió cuidar las gomas para el final y se retrasó, lo que dio rédito, ya que si tenía una vuelta más probablemente hubiera ganado.

Faltando una vuelta el Pato dio cuenta de López y terminó trompa a trompa con Canapino en un avance demoledor. Detrás, Fontana se quedaba a poco del final y el local Morgenstern se recuperaba de un toque inicial con De Benedictis para subirse al podio. No tuvo esa suerte Ardusso, que largó atrás y en algún momento llegó a posicionarse bien, pero los frenos lo traicionaron y debió abandonar al final. En cambio Ballario fue consistente en su mejor carrera.

Gran aperitivo en la Series, sin los pilotos zonales

El Series dio un gran espectáculo en Oberá y, como en la mayor, fue el primer triunfo del año del campeón: Humberto Krujoski. Para ello debió primero superar a Sergio Guarnaccia y luego aguantarlo hasta casi el final, cuando Zapallito Sánchez lo superó y se fue con todo hacia la punta. Como Silva en el TRV6, le faltó una vuelta más para ganar. En tanto, Mauricio Chiaverano peleó al principio desde el 5º lugar pero fue perdiendo consistencia y terminó 9º. Mientras, Violeta Pernice venía recuperándose de la mala clasificación pero cuando estaba 12ª rompió motor.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS