Edición Impresa

Tenis: A la cancha sin equivalencias

Argentina y Francia se enfrentan por los cuartos de final en una serie que parece definida a favor de los europeos antes de empezar. Hoy juegan Berlocq-Tsonga y Mónaco-Simon.

Viernes 05 de Abril de 2013

Pocas veces en los últimos años la expectativa por el sorteo de un match de Copa Davis fue tan baja. ¿Por qué empezar con una referencia y no con el orden de juego? Muy sencillo. Porque la serie entre Argentina y Francia parece definida antes de empezar. ¿A pesar de la ausencia de Richard Gasquet? Muy por encima de la lesión del número dos del equipo europeo. ¿Cuál es el problema para los franceses? Sale Gasquet y entra Gilles Simon. Lo reseñó a la perfección Pico Mónaco apenas conocido el cambio: "Sale el 7 de espadas y entra el 7 de oro".

La información propiamente dicha dice que Carlos Berlocq y Jo Wilfried Tsonga abrirán hoy la serie de cuartos de final a las 10.30 en el estadio Mary Terán de Weiss. Y después, Mónaco jugará con Simon.

Mañana, desde las 12.30, David Nalbandian y Horacio Zeballos enfrentarán a Julien Benneteau y Michael Llodra en el dobles. El domingo, como siempre, se invertirá el orden de juego de hoy con el duelo de los número uno en el inicio de la jornada.

Pasó mucho tiempo para que Argentina vuelva a afrontar una serie de Copa Davis con tan pocas chances. La ausencia de Juan Martín Del Potro transformó al equipo de Martín Jaite en un adversario de escaso riesgo para los principales exponentes del Grupo Mundial.

Por eso se festejó tanto el triunfo sobre Alemania. Es que de esa manera Argentina evitó tener que jugar un repechaje por primera vez en una docena de años.

Para que ello fuera posible, fue imprescindible que se lesionara Philipp Kohlschreiber, la raqueta número uno de los germanos.

Pero la falta de equivalencias con Francia es tan grande que ni siquiera la fatiga muscular que dejó afuera a Gasquet permite albergar esperanzas de victoria. Apenas -se reseñará tímidamente lo que sigue- cierta endeblez temperamental de Simon deja suponer que Mónaco, jugando en un nivel superlativo, pueda arrancarle el punto.

Pico no ganó un solo partido del circuito en lo que va del año. Sus únicas dos victorias de 2013 se produjeron en la serie de octavos de final de la Davis frente a los alemanes Florian Mayer y Tobias Kamke.

Es suficiente mirar el ranking para conocer las distancias que separan a Berlocq y a Tsonga. En la previa, es un partido sin equivalencias que el francés debería ganar en sets corridos.

Para los memoriosos. El trámite debería parecerse al del 16 de septiembre del año pasado en el mismo escenario, cuando el checo Tomas Berdych se impuso sin esforzarse ante un Berlocq que puso en la cancha todo lo que tiene.

El panorama no es alentador. Francia es el amplio favorito. Por ranking, por presente y por historia. Es cierto, a los partidos hay que jugarlos, pero el tenis es un deporte bastante lógico.

La gran noticia del año para el equipo argentino de Copa Davis es haber evitado el repechaje. Y para el presente no es poca cosa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario