Edición Impresa

¿Tendrá Bolivia que esperar cien años más para conseguir una salida al mar?

La categórica afirmación del canciller de Chile, Heraldo Muñoz, de que está "cerrada para siempre" la posibilidad de que su país conceda a Bolivia una salida soberana al mar.

Domingo 27 de Abril de 2014

La categórica afirmación del canciller de Chile, Heraldo Muñoz, de que está "cerrada para siempre" la posibilidad de que su país conceda a Bolivia una salida soberana al mar, ha puesto eventualmente fin a los intentos de La Paz de terminar con su más que centenario enclaustramiento.

El jefe de la diplomacia chilena ha sostenido que un acceso de Bolivia al océano Pacífico "está fuera de cualquier cuestión", más aún cuando el gobierno del presidente Evo Morales entabló en 2013 una demanda en contra de Chile en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

Un siglo atrás. En el requerimiento, Bolivia pide a la CIJ que obligue a Chile a negociar un acuerdo para conseguir un acceso soberano al mar, enclave que La Paz perdió en una guerra hace más de un siglo, en 1879. "Bolivia no tiene derechos y una demanda como se ha planteado es absolutamente inconducente, probablemente muy larga, muy onerosa para ambas partes y ciertamente va a ser improductiva porque no va a llegar al objetivo que ellos pretenden", subrayó Muñoz, en entrevista a una televisora local.

La declaración chilena, además de endurecer su posición, cierra por ahora cualquier posibilidad de una negociación bilateral sobre una salida soberana al mar, asunto que para los bolivianos "es irrenunciable". "Mientras Bolivia exista, no va a cejar en esta demanda", dijo recientemente a medios chilenos el ex presidente boliviano Carlos Mesa (2003-2005), quien responsabilizó a "La Moneda" por el enclaustramiento de su país. Chile "no ha mostrado en mucho tiempo una voluntad real de encontrar una solución de buena fe al problema", sostuvo Mesa.

Por su parte, el agente boliviano ante la CIJ, el ex presidente Eduardo Rodríguez Vetzé, reiteró que será la Corte de La Haya la que resolverá la diferencia con Chile sobre el derecho de retorno al mar, y no el canciller chileno Muñoz.

La respuesta de La Paz. "Las diferencias que tenemos con Chile la resolverá la Corte, no un canciller (Muñoz) que está coyunturalmente en el cargo", respondió Rodríguez, tras enterarse de las declaraciones que hizo el viernes el jefe de la diplomacia chilena.

Bolivia presentó hace unas semanas ante la CIJ una memoria de 200 páginas, en las que recopila en detalle todos los "actos unilaterales" que La Paz considera incumplimientos de Chile en su obligación de negociar una salida al mar. A su turno, el gobierno chileno de la presidenta socialista Michelle Bachelet podrá introducir su contestación o contramemoria hasta el 18 de febrero de 2015.

Tensas relaciones. Chile y Bolivia mantienen sus relaciones diplomáticas suspendidas a nivel de embajadores desde 1978, tras el fracaso de una negociación sobre el tema marítimo que llevaron adelante los dictadores Augusto Pinochet y Hugo Banzer, en el llamado acuerdo de "Charaña". El frustrado convenio consistía en un corredor marítimo al norte de la ciudad chilena de Arica, fronteriza con la peruana de Tacna.

Bolivia, aliada con el Perú, perdió su acceso soberano al mar en la llamada Guerra del Pacífico en 1879, en la que Chile se anexó unos 400 kilómetros de playa y unos 120.000 kilómetros de territorio boliviano. En esa oportunidad también incorporó suelo peruano, como el de Arica.

Acuerdo con Perú. Así, y para complicar aun más las cosas, cualquier cesión de territorio soberano que pudiera hacer Santiago a favor de Bolivia y que pase por zonas que antes de la conflagración pertenecieron a Perú debe ser autorizada por Lima, según los acuerdos suscritos por Chile y Perú el siglo pasado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS