Edición Impresa

Taxistas piden priorizar a los peones en el reparto de las nuevas licencias

El proyecto del municipio de incorporar entre 300 y 500 licencias más al sistema de taxis puso en alerta a las entidades que agrupan a la familia tachera. Desde el sector reconocieron que hay déficit de unidades, pero reclamaron un estudio profundo y, de avanzar con la iniciativa...

Lunes 23 de Enero de 2012

El proyecto del municipio de incorporar entre 300 y 500 licencias más al sistema de taxis puso en alerta a las entidades que agrupan a la familia tachera. Desde el sector reconocieron que hay déficit de unidades, pero reclamaron un estudio profundo y, de avanzar con la iniciativa, que la prioridad para acceder a las nuevas chapas la tengan los choferes que están en actividad. "Es hora de darles una oportunidad de progreso a los trabajadores", dijeron.

Como lo adelantó LaCapital en su edición de ayer, la propuesta que se bosqueja en el Palacio de los Leones para mejorar la calidad del servicio de autos de alquiler vendría de la mano de un incremento de las unidades en la calle.

Según pudo saber este diario de funcionarios del gabinete de la intendenta Mónica Fein, una vez definidos algunos aspectos se anunciaría oficialmente el número de licencias a otorgar, que serían entre 300 y 500.

Los permisos se entregarían a través de un proceso licitatorio, tras el pago de un derecho de explotación.

Entre las entidades que nuclean a titulares y peones de taxis, la iniciativa no cayó del todo mal, aunque establecieron su posición respecto a los requisitos y las prioridades para hacerse de una chapa.

Primero los peones. "Reconocemos que hay falencias en horarios pico y quejas de la gente, pero el problema pasa porque no se consiguen choferes. Mañana (por hoy) vamos a pedir una reunión con la intendenta", adelantó José Tornambé, de la Cámara de Titulares de Licencias de Taxis de Rosario (Catiltar).

El referente del sector pidió que el proyecto "se estudie bien y se analice. La universidad debe dar su opinión. Y si hacen falta más chapas por el crecimiento que tuvo la ciudad, no nos oponemos, pero habría que priorizar a los choferes que integran la base de datos de Servicios Públicos", reclamó.

Tornambé puso de ejemplo las chapas en caución que hace poco el municipio otorgó a choferes de remises; en cambio recordó que las últimas 500 licencias de taxis, entregadas en 2007, "fueron a parar a manos de empresarios que nada tienen que ver con el sector".

Según el referente de Catiltar, estos nuevos titulares de licencias "cumplen un horario y dejan el auto parado porque no tienen choferes, cuando deberían tener uno o dos de forma obligatoria", apuntó.

Desde el Sindicato de Peones de Taxis (SPT) reconocieron estar enterados del proyecto. "La demanda existe, y el comentario sobre la falta de taxis muchas veces es real, sobre todo los fines de semana. Pero habría que hacer un estudio profundo, porque a veces el gran problema es la falta de choferes", indicó Roberto Vidal, secretario adjunto del gremio.

El sindicalista coincidió con Tornambé respecto a quiénes deberían tener prioridad a la hora de acceder a una licencia. "Tendrían que ser los choferes que cumplan con los requisitos y las normas. De esa manera mejoraría su situación laboral, ya que hay muchos que siguen en negro", advirtió.

El antecedente. El referente del sindicato de choferes de remises de Rosario, Alfredo Gordo, destacó la experiencia que permitió a los conductores acceder a chapas de remises en caución.

"Sería justo que los choferes de taxis tengan la misma alternativa, para no permitir que el servicio se transforme en un monopolio manejado por poderosos. Nosotros trabajamos más porque somos dueños de nuestra propia empresa, pero estamos bien encaminados", subrayó Gordo.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario