Edición Impresa

Tala de árboles en un club de la costa ribereña central

En el Concejo quieren saber por qué faltan especies en la zona del MOP. Piden la intervención de la Municipalidad.

Domingo 27 de Abril de 2014

Una fotografía tomada días atrás sobre la calle Navarra, hacia el Club Ministerio de Obras Públicas (MOP), en la costa central, devela que faltan árboles en relación a imágenes anteriores, en un predio que aún no logró zanjar la polémica por las competencias sobre su infraestructura. La comisión de Planeamiento puso la lupa en el caso, pidió realizar su propia inspección in situ y solicitó a la Municipalidad que haga lo mismo, ya que el año pasado frente al mismo interrogante, el Ejecutivo dijo que no hubo tala.

   “Dimos dos pasos sobre este tema, ya salió un pedido para que podamos recorrer el lugar por nuestros propios medios y por otra parte pasado mañana (por el lunes) la comisión volverá a solicitarle a la Municipalidad que inspeccione el lugar porque el año pasado dijo que no había comprobado la tala, pero los vecinos afirman lo contrario”, explicó ayer el presidente de Planeamiento, el justicialista de Compromiso por Rosario, Osvaldo Miatello.

   Según el edil, nadie puede extraer los árboles de ese predio porque se trata de un parque público, que si bien lo ocupa el MOP, no está habilitado a disponer de las añosas especies arbóreas. “Me preocupa que los inspectores afirmaran que no hubo extracciones porque los vecinos dicen lo contrario”, aseguró.

   Pero si para muestra basta un botón, una fotografía parecería mostrar un claro, donde un mapa de Google muestra un espeso bosquecillo. Las imágenes contrastan y para el edil del PRO, Carlos Cardozo, son tan elocuentes que disparan un interrogante.

   “Queremos saber quién ordenó la tala de esos árboles”, dijo el edil que batalla el tema junto a la concejala por el Partido del Progreso Social, Fernanda Gigliani. El MOP es un predio sobre el cual hay intereses cruzados tal como la interna que enfrenta a sus socios, quienes tomaron partida por realizar una modificación integral del lugar y oponerse al proyecto.

   El plan de modificación del lugar es impulsado por la comisión directiva e incluye la construcción de una guardería para lanchas y una amarra sobre el terreno que está bajo el Ministerio de Planificación Federal de la Nación, pero que en el 2030 pasaría a la ciudad.

   “No queremos ser una traba para el desarrollo de la ciudad, pero nos preocupa que se haya avanzado con una tala, queremos comprobar su magnitud y quién la autorizó”, explicó Cardozo. E insistió en que si aún no se dio luz verde para las obras, es necesario dilucidar si ya existen movimientos relacionados con el proyecto, o se trata de trabajos de mantenimiento.

   Para los vecinos, no hay duda de la tala y hasta dicen que los pesados troncos fueron retirados por camiones de gran porte durante la noche; también en las sombras sigue por ahora el interrogante de los ediles.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS