Edición Impresa

Swift: febriles gestiones para frenar el cierre de la planta de Venado Tuerto

Después de una larga jornada de reuniones y asambleas, en Venado Tuerto y en Buenos Aires, entre ministros, funcionarios nacionales, provinciales, intendente, legisladores...

Viernes 06 de Enero de 2012

Después de una larga jornada de reuniones y asambleas, en Venado Tuerto y en Buenos Aires, entre ministros, funcionarios nacionales, provinciales, intendente, legisladores, gremialistas y trabajadores, los directivos del frigorífico JBS Swift no se movieron ayer un ápice de su decisión de cerrar la planta venadense una vez vencido el martes próximo del período de garantía horaria y dejarán en la calle a 517 operarios.

Ayer todo el arco político se movió y se plantó frente a lo que consideran una "irresponsabilidad social empresaria" y los funcionarios y dirigentes se pusieron al frente del conflicto para aceitar los mecanismos en defensa del empleo en la región, tal como sucedió en la provincia en la crisis de 2009, pero además con la lección que dejó en Venado Tuerto la quiebra del mismo frigorífico, cuando era la empresa Cepa, en octubre de 2005.

En este escenario, se comenzaron a barajar diversas alternativas, que van desde sostener el régimen de garantía horaria por 90 a 120 días más para armar una estrategia y encontrar una salida menos traumática a la que plantea la multinacional brasileña, hasta la réplica del esquema que oficializó la misma empresa la semana pasada al suscribir un contrato de transferencia con el gobierno entrerriano de los activos correspondientes a la planta que posee en San José.

Por lo pronto, el ministro de Trabajo provincial, Julio Genesini, se trasladó ayer hasta Venado Tuerto y frente a los trabajadores les confirmó que tomará todas medidas necesarias y que "no los dejarán solos". El funcionario provincial admitió que la situación es compleja, pero que no avalaría ningún tipo de retiro voluntario y que en la audiencia de hoy se sabrá realmente "que es lo que quiere la empresa".

Cara a cara. Hoy a las 9 habrá un nueva audiencia en la delegación rosarina del Ministerio de Trabajo provincial, donde el presidente la compañía se comprometió a participar. "En la misma resolución se especifica que la empresa está impedida de tomar medidas unilaterales como despidos y otras cuestiones que afecten los derechos e intereses de los trabajadores. Tampoco el de homologar los retiros voluntarios porque en este contexto los trabajadores no tienen la libertad necesaria, de ánimo o espíritu como para poder resolver una situación de estas características. Vamos a utilizar todos los mecanismos legales a nuestro alcance para garantizar el derecho de los trabajadores", agregó.

En la audiencia de hoy también dijo que será de la partida el intendente venadense, José Freyre, quien ayer ya se reunió con directivos y funcionarios de la cartera laboral de la Nación en Buenos Aires donde dejó en claro los esfuerzos económicos del Estado para la radicación y mejoramiento de la competitividad de la compañía en Venado Tuerto. "Buscamos ser constructivos con la empresa, desde que cerró el Cepa hicimos todo lo posible para que estén en la ciudad, dimos todo", recordó Freyre, que no ocultó su malestar por el portazo de la compañía sin previo aviso.

Ofertas poco creíbles. En ese contexto, Freyre señaló que los directivos dijeron que los problemas son de costos operativos y no de abastecimiento o por inconvenientes en la exportación. De ese modo, tiraron sobre la mesa algunas propuestas poco creíbles y por demás audaces como aquella de solicitar que el Estado les cubra 10 millones de dólares que representa el déficit operativo del próximo año, como una alternativa para seguir funcionando. Otra opción que deslizaron fue la de replicar el esquema de cuasi-estatización de la planta, tal como hicieron con la fábrica de San José en Entre Ríos. Finalmente, insistieron con cerrar la planta aunque sin vender las instalaciones.

En sintonía con Freyre se expresó el secretario de Gobierno municipal, Rubén Paulinovich, quien dijo que "existe cierto nivel de especulación porque en realidad en este tipo de casos hay que hacer un colchón ante la crisis para superar esta situación que afecta directamente a los trabajadores. Tuvieron varios años de bonanza y es sorprendente que quieran cerrar una planta en estos momentos de crisis".

En tanto, el delegado gremial, Lucas Crespo, remarcó que "lo único que queda es esperar para ver cómo siguen las negociaciones. Por el momento no tenemos idea de realizar ninguna medida hasta que culmine la garantía horaria".

En este sentido, el martes próximo, fecha en que vence la garantía horaria, está convocada otra reunión, pero en Secretaría de Comercio Interior en Buenos Aires, a la que están convocados directivos de la empresa, el Ministerio de Trabajo de la Nación, el gobierno provincial, el intendente venadense y los gremios.

Legisladores santafesinos alertan a la Nación

Los legisladores nacionales por Santa Fe mostraron su preocupación por cierre de la planta del Swift en Venado Tuerto.
  El diputado del FPV, Oscar Martínez, se reunió con responsables de los sectores productivos y laboral del gobierno nacional para ocuparse del problema que atraviesa el sector agroganadero santafesino afectado por el cierre del frigorífico y la intensa sequía. Además habló con el titular de la Cámara de Diputados y ex ministro de Agricultura, Julián Domínguez.
  Martínez se contactó con el intendente de Venado Tuerto, José Luis Freyre, para colaborar en las gestiones ante la Nación. “También solicitamos el asesoramiento del gobierno de Entre Ríos, que recientemente sufrió un caso similar con el frigorífico San José, solucionado gracias a la asistencia financiera mediante un crédito del Fondo del Bicentenario y la creación de una Sapem con 85% de acciones del Estado entrerriano”.
  Martínez dijo que con la viceministra de Trabajo, Noemí Rial, se avanzó sobre diversas alternativas para sostener los puestos de trabajo.
  En tanto, la diputada nacional del Frente Amplio Progresista, Alicia Ciciliani, también expresó su preocupación por la situación de los trabajadores del Swift. “Apelamos a la responsabilidad social empresaria, que debe atenerse a las normativas legales vigentes. El procedimiento preventivo de crisis es una ley nacional que debe ser cumplida y que ya hemos visto que es una herramienta efectiva para analizar las situaciones de empresas con dificultades”, remarcó.

Pelea por la Hilton

La Unidad de Coordinación y Evaluación de Subsidios al Consumo Interno (Ucesci) abrió ayer los sobres del concurso público para el reparto de cuota Hilton. JBS Swift se presentó con una oferta de máxima por 2.900 toneladas. Funcionarios de la Ucesci dejaron trascender que las asignaciones de cuota se conocerán la primera semana de febrero.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario