Edición Impresa

Superuva, la banda de "rock punkito" presenta hoy en Pugliese

Lukas, de Superuva, dijo que el punk que chocaba contra el sistema es cosa del pasado. Y sostuvo, además, que “del rock nacional queda muy poco”. Superuva toca hoy, en Pugliese, para festejar los veinte años de trayectoria.

Sábado 04 de Agosto de 2012

"Nunca perderemos la humildad, la sencillez y la diversión", dijo Lukas, uno de los referentes de Superuva, la banda de "rock punkito" que se presenta hoy, desde las 21, en Pugliese (Corrientes 1530). El show del grupo oriundo de Valentín Alsina será precedido por Los Pilotos, Radical Radio y Apenas Legal.

"Veinte años no es nada" reza la máxima tanguera a partir de la letra de "Volver". Superuva vuelve a la ciudad, ahora para festejar dos décadas de vida, y como si fuera poco lo hará en una sala cuyo nombre es un guiño a la música de dos por cuatro.

Claro que Superuva está a años luz del tango, pero sin embargo tampoco se siente tan cerca del rock nacional. "Lo que está sonando ahora en la Argentina está muy lejos del rock and roll. Del rock nacional quedó muy poco, hay mucho candombe ahora", destacó Lukas.

Con la bandera del humor como punto de partida, Superuva edificó su carrera a base de un punk potente y con letras ácidas y risueñas. "Falta mucha ironía, humor y el contacto de las bandas con el público", dijo el bajista, que comparte la escena junto a Checha (voz); El Chino (batería) y Anku (guitarra y coros).

Lukas aclara que lo que hace Superuva es "rock punkito". Es la palabra que mejor le sienta al estilo de la banda, en momentos en que existen decenas de subgéneros dentro del punk. Algo que tampoco le gusta demasiado: "El punk está muy dividido, y lo divide más que nada la gente, porque entre las bandas está todo bien. Pero hay mucha división entre estilos. Ahora está el punk melódico, el hardcore, y un montón más, antes era todo punk rock y listo. Creo que el movimiento también se dividió por eso".

Si algo se asocia al punk es con la rebeldía. Desde mediados de los 70, cuando la juventud inglesa y norteamericana lanzaba el "no future", el punk era su modo de desafiar al sistema. Para Lukas "la rebeldía es lo que llegó acá, pero eso ya pasó". Y agregó: "Yo vi a Ramones en Obras y vi a tipos llegando con saco, camisa y corbata, que salían de la oficina a ver a Ramones, y eso no tiene nada que ver con la rebeldía. Acá está muy bastardeado el género, según lo que tocás sos punk, o sos punk por cómo te vestís. Pero también puede ser punk un tipo que se levanta a laburar a las 6 de la mañana y tiene su ideología, mas allá de la ropa, los borcegos y una cresta".

El perfil comercial de algunas bandas de punk es algo que, sin dar nombres, irrita sustancialmente a Superuva. Y Lukas lo expresa así: "Hay bandas que lo buscan y les va bien o mal, hay bandas que no lo buscan y les va bien y los felicito, pero lo bueno es que no busques y enfoques ser la banda de moda, algo masivo. Si te sale así, bueno, pero en el caso de Superuva, nosotros nunca perderemos la humildad, la sencillez y la diversión de la banda".

El grupo de Valentín Alsina, el mismo lugar de donde surgió otra banda fuerte del punk como 2 Minutos, interpretará una suerte de compilado de sus éxitos de las dos décadas de carrera, y también tocará canciones de su nuevo disco "Destruyendote-mas".

Lukas aclaró que hay temas que en cada show no pueden dejar de tocar. "Los chicos te los piden. Son los casos de «Remeras rockeras», «Churrasco violento» o «No te vayas gorda». Esos están siempre en la lista, no los podemos mover para nada". Y remató: "Después de veinte años en la ruta sabemos que hay que dejar todo, y lo primordial es el sentido del humor".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario