Edición Impresa

Superclásico con Bianchi y Ramón, los DT más ganadores en Boca y River

Al que River Plate arriba con pretensiones de título en el torneo Final. El partido comienza a las 16.30 en la Bombonera, será arbitrado por Germán Delfino y lo transmitirá la Televisión Pública.

Domingo 05 de Mayo de 2013

Un Superclásico más. Será el 190 de un largo historial. Al que Boca Juniors llega con el interés fraccionado por su participación en la Copa Libertadores. Al que River Plate arriba con pretensiones de título en el torneo Final. El partido comienza a las 16.30 en la Bombonera, será arbitrado por Germán Delfino y lo transmitirá la Televisión Pública.

Boca llega al 190 Superclásico con 69 victorias, siete más que River. Y más allá de que en el torneo Final sume sólo 9 puntos y se ubique muy lejos del líder Newell's, sabe que nada mejor que su adversario de siempre para romper con la racha adversa en el ámbito local que ya lleva 10 fechas sin ganar. Su único triunfo en el certamen fue en la primera jornada, de manera agónica contra Quilmes por 3 a 2.

River es la contracara ya que está en la pelea por el título, y lleva una racha de cinco partidos sin perder (tres triunfos y dos empates).

El equipo de Bianchi, quien no imaginó esta campaña cuando regresó en diciembre, superó el miércoles a Corinthians 1 a 0 en el partido de ida de los octavos de final de la Libertadores, y jugará la revancha el 15 de mayo. Ese compromiso es el gran objetivo de Boca, que si bien siempre prioriza la Copa, en esta ocasión también por la mala campaña local, más allá de su participación en la Copa Argentina, con un triunfo holgado sobre Excursionistas (4-0) que no alcanzó para maquillar su flojo inicio de año.

En ese contexto, el Virrey cuidará a algunos futbolistas que padecen problemas físicos y exigirá a otros, consciente de que un buen resultado ante el clásico rival calmará la ansiedad de los hinchas, que oscilan entre la incredulidad y la sorpresa por una campaña mala. Boca incluirá a Orion, Burdisso, Pablo Ledesma, Erviti, Lautaro Acosta y Silva, todos con experiencias anteriores en Superclásicos. Pero será el primer derby para Marín, Zárate y Bravo.

En River, Ramón Díaz sabe que un triunfo potenciará el ánimo en la recta final y también será importante para los hinchas, ya que de no conseguir el título al menos se habrán dado el gusto de ganarle a Boca y moderar las cargadas que sufrieron durante el año que estuvieron en la B Nacional.

El regreso de Leonardo Ponzio en lugar de Ariel Rojas, será la única variante que hará el riojano, quien decidió ratificar a la dupla ofensiva compuesta por Iturbe y Rogelio Funes Mori, quien viene de perderse un gol increíble ante Quilmes.

River apostará a la velocidad de sus dos delanteros y del enlace Lanzini, más la pegada de Ponzio y las proyecciones de Sánchez y Vangioni, para lastimar a un Boca increíblemente débil en defensa, como no sucedió en ninguno de los ciclos anteriores de Bianchi.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS