Edición Impresa

Súper TC 2000: Rossi ya puede tirar champán al techo

El Granadero ganó en Junín, los rivales se le caen y se encamina al título.

Domingo 11 de Agosto de 2013

Es el hombre del Súper TC 2000. Porque ya fue campeón tres veces con la vieja denominación de la categoría. Porque el año pasado arañó la corona. Y porque en este 2013 gana seguido aún en circunstancias no tan favorables, como las de ayer en Junín. A Matías Rossi no hay con qué darle, porque Facundo Ardusso está cada vez más lejos pese al 5º puesto que lo mantiene segundo en el campeonato. Y porque Leonel Pernía, que pudo ganar, no pudo convertirse en rival de riesgo. Así, el piloto de Del Viso, hincha de Quilmes, ya había anticipado el viernes que podía cortarse en la cima si sumaba buenos puntos. Su palabra entonces es la que vale, al punto que festejó en el autódromo Regional del Oeste bonaerense, el Eusebio Marcilla, y como ya ve más allá, sentó postura sobre los cambios que se preven para la pista del callejero de Santa Fe, la próxima fecha: no le gustan.

El viernes, después de la pole, Rossi no sólo se animó a decir que de sumar en grande se podía encaminar al título. También tocó un tema tabú para todos los pilotos: la ayuda del compañero en caso de que el equipo así lo decida. No es poca cosa, teniendo en cuenta la tensa relación que tiene con Mariano Werner. "Sí, en algún momento Darío (Ramonda, el director deportivo de Toyota) puede decidir que me apoyen". Pero aclaró, aunque en verdad mucho con él no hacía falta: "Ojo que yo nunca recibí ayuda de nadie".

Y la cuestión del equipo fue vital ayer en el Súper 8, donde a Rossi se le diluyó el beneficio de la pole. Es que Renault trabajó en favor de Leonel Pernía. Cuando hizo la llave con su coequiper Spataro, el de Lanús le aflojó de entrada y el Tanito pudo hacer la vuelta más rápida de las cuatro. Por eso, cuando disputó la semi con el Granadero, lo hizo del lado de la cuerda y se la ganó. Inclusive, como la otra llave también fue de compañeros, los de Chevrolet, Canapino la ganó pero Vivian corrió libre también para hacer un giro más veloz que el del líder, que así debió partir 4º en la carrera. A propósito de esto, la dirigencia del STC 2000 estudia corregir esta instancia para que eso no ocurra.

Pero los contratiempos de los de adelante (ver aparte) le dieron la victoria a Rossi que, ahora sí, se siente encaminado a su cuarto título, el primero con la denominación Súper. Y hasta ¿tuvo la suerte de su lado? "Quise correrlo a Pernía pero me di cuenta de que no podía. Por eso me dediqué a cuidar, además porque Vivian me apretaba. Eso pudo hacer que mis neumáticos no se gastaran tanto como le pasó a Leonel y tal vez me ayudó a ganar".

"Fue un muy buen resultado, porque Pernía no se arrimó y Ardusso tampoco"; aunque el de Las Parejas arribó a un impensado 5º lugar (ver página 11).

Y ahora viene Santa Fe, el callejero donde se hará esta vez una sola carrera, más larga que las habituales y nocturna. Con nuevo dibujo, con un pase doble por un paso a nivel, con rampas incluidas. "No me gusta que los autos estén a los saltos. ¿Qué quieren, que a la vuelta 20 no quede ninguno porque rompieron la transmisión? No lo vi, pero mi primera impresión es negativa". Hoy por hoy, Rossi es palabra santa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS