Edición Impresa

"Sufro el estigma social, pero... ¿hasta cuándo?"

Matías Capozucca remarca varias veces durante la charla que se siente responsable por el accidente que causó, pero asegura sufrir un "estigma social".

Domingo 26 de Octubre de 2014

Matías Capozucca remarca varias veces durante la charla que se siente responsable por el accidente que causó, pero asegura sufrir un "estigma social. Soy responsable penalmente, socialmente. Hace diez años que lo soy. Pero... ¿hasta cuándo?", pregunta.

—¿Por qué crees que la gente dice tantas cosas malas de vos en los foros y en las redes sociales?

—La gente se siente contenta cuando estás doblegado o llorando. Pero quiero que sepan que están jugando con la vida de una persona y de una familia. Porque no me atacan a mi solo. Ultimamente están generando violencia contra mi familia en los foros de los medios de comunicación, en Facebook, donde se permiten que se digan barbaridades y muchas veces sin dar la cara. Permiten que se diga sin más «hay que matarlo», «a este hijo de puta lo he visto caminando a tal hora y por tal lado». Entonces pienso: ¿y si mañana bajo a comprar pan y viene uno y me pone un balazo? Insisto: me hice cargo. Soy responsable. Soy responsable penalmente, soy responsable socialmente. Hace diez años que soy responsable. Sufro el estigma social. Pero... ¿hasta cuándo?

¿No sé qué opinas vos? Es necesario que llore, patalee, de un show para que la gente finalmente diga: «Uy, pobre pibe». O no basta con usar la razón. Una persona, diez años después (de un hecho traumático) debería poder rehacer su vida. Según Compromiso Vial, en Rosario 30 personas por día piden el trámite de rehabilitación para conducir. ¿Por qué yo no puedo?

—Muchas veces apareció cuestionada la figura de tu padre. ¿Qué opinás?

—Mi viejo actúa de entraña. Siempre estuvo. Recibió todas las cachetadas habidas y por haber. Pero prácticamente yo lo fundí a mi viejo. Pasó de tener una agencia de autos y vender barcos a estar en una chatita con una libreta viendo qué podía hacer. Para mí fue traumático. A mi viejo siempre también le va a quedar la culpa. De hecho la tiene, y a veces la discutimos. A veces se equivoca, como todos.

—Estás estudiando derecho, ¿tu objetivo es ejercer la profesión algún día?

—Sí. Después de estar con tantos abogados y presos desde los 19 años, estudiar abogacía es producto de todo eso. Incluso había empezado a ir junto con un abogado a tribunales, pero debido a la creciente exposición se volvió incómodo hasta para mi amigo, y por eso dejé de ir. Trato de llevar una vida lo más normal posible.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario