Edición Impresa

Suerte esquiva para Las Leonas ante Holanda en la semifinal de la Liga Mundial

cayeron por 3 a 2 en la definición por penales australianos después de empatar 2 a 2 con Holanda y se quedaron afuera de la gran definición. Hoy van por el tercer puesto ante Inglaterra.

Domingo 08 de Diciembre de 2013

El encuentro entre los mejores equipos del planeta no podía ser menos que un partidazo. Pero esta vez la fortuna no estuvo del lado de Las Leonas, que cayeron por 3 a 2 en la definición por penales australianos después de empatar 2 a 2 con Holanda y se quedaron afuera de la gran definición de la fase final de la Liga Mundial que se juega en San Miguel de Tucumán. Hoy, Las Leonas jugarán frente a Inglaterra por el tercer puesto.

   Hace algo más de un año, en el Champions Trophy de Rosario, se dio un escenario similar. Semifinales, estadio a pleno, un equipo con el resultado casi abrochado y un equipo que lo empata sobre el final para ir a los penales. Aquella noche Ovación tituló “La estrella de Belén”, por la gran actuación de Succi, que anoche repitió pero esta vez no alcanzó. Luciana Aymar falló el penal definitivo. Tantas veces figura, anoche le tocó un revés. Pero inmediatamente escribió otro capítulo más a su asombrosa historia al ser elegida por octava vez como la mejor jugadora del mundo.

   Detrás del festejo naranja y de la decepción de Argentina, hubo un partido intensísimo. Porque Maartje Paumen dejó mudos a los más de 6 mil espectadores que coparon el club Natación y Gimnasia. En el primer corto fue gol.

   La presión de Holanda en el partido era agobiante, como el clima de Tucumán, pero Las Leonas nunca retrocedieron. A veces las líneas quedaron un tanto separadas, pero la iniciativa nunca se bajó. Sí cometieron varios errores en defensa. No por nada Holanda gozó de siete córners cortos y Las Leonas apenas dos.

   Las Leonas iban a la carga. Y en ese “tomar la posta” Agustina Albertario fue una de las que marcó el camino. Guapeó con la bocha en su palo, se sacó a dos holandesas de encima y tiró de frente al arco. La arquera Sombroek despejó a medias y Martina Cavallero la terminó de empujar.

   Con las acciones empardadas Las Leonas y Holanda siguieron jugándose cada bocha a muerte y el partido estuvo marcado por la paridad en todos los sectores.

Por eso, el desvío de Rosario Luchetti, tras el disparo desde el fijo de Silvina D Elía, se gritó con cuerpo y alma. Para esa altura, el estadio se había convertido en una caldera ya que el partido tenía un ritmo muy intenso y de muchas alternativas.

   Pero ni Holanda ni Ellen Hoog perdieron la calma y fue precisamente la talentosa mediocampista la que se coló por la raya de fondo del área argentina y metió el centro para que Rosalin Drost lleve esto a los penales.

   Para Argentina convirtieron Delfina Merino y Julia Gomes Fantasia. Fallaron Carla Rebecchi y Luciana Aymar. Holanda marcó por intermedio de Willemijn Bos, Rosalin Drost, Maartje Paumen y marró Lidewij Welten. Y Holanda llegó a la final. Una lástima para Las Leonas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS