Edición Impresa

"Soy una mujer muy afortunada, hice las películas que quise hacer"

Visita internacional en el Cine El Cairo. La cineasta francesa Lucile Hadzihalilovic, esposa del director de culto Gaspar Noé, presenta "Evolution", hoy en Rosario.

Miércoles 20 de Abril de 2016

Rosario recibirá hoy a una de las directoras francesas más prestigiosas de los últimos años, se trata de Lucile Hadzihalilovic, esposa del director de culto franco argentino Gaspar Noé, que se encuentra en el país en el marco del Bafici. La cineasta presentará su última película, "Evolution", y su filme más premiado, "Innocence", estrenado en 1994 y que la convirtió en la primera directora mujer en ganar en el Festival de Cine de Estocolmo, hoy, a partir de las 19 en el Cine El Cairo. "Soy una mujer muy afortunada, hice las películas que tenía ganas de hacer", aseguró la realizadora en una charla exclusiva con La Capital, con su cruce idiomático entre francés e inglés.

La directora, cuyo trabajo más notable fue un corto llamado "La Bouche de Jean-Pierre", rodado en 1996, reconoció que su carrera no fue más difícil que por ser mujer, más allá de que la mayoría de los directores en Francia sean hombres. "Creo que no me jugó en contra ser mujer, hice los filmes que quise hacer. En Francia, a pesar de que la mayoría de los directores sean hombres, no es tan complicado hacer una carrera como cineasta como lo es en otros países", destacó y contó que conoce muy bien el trabajo de su par argentina Lucrecia Martel.

Nacida en Lyon, la realizadora de 54 años, se conoció con su actual esposo, Gaspar Noé, en la escuela "hace muchísimo tiempo". "Después cuando terminé de estudiar, comenzamos a hacer cortos juntos y formamos nuestra productora Les Cinémas de la Zone", contó Hadzihalilovic. Junto a su esposo escribieron "Enter the void", un viaje lisérgico y metafísico, fiel al estilo que caracteriza a las producciones del matrimonio, ya sea juntos o separados.

En esta oportunidad, la directora presentará en exclusiva su nuevo filme "Evolution", que continúa con su línea conceptual sobre el abordaje del cuerpo humano y a la que define como "una película de horror narrada de un manera poética". Protagonizado por Max Brebant, Roxane Duran y Julie-Marie Parmentier, el filme narra la historia de Nicolás, un niño de 11 años que vive con su madre en una urbanización al lado del mar, donde el único lugar de entretenimiento es el hospital. En él, todos los chicos del pueblo son tratados como experimentos médicos para intentar invertir las etapas de la evolución humana, centrándose en el cambio de etapa al pasar de la niñez a la adolescencia. "Creo que mi inspiración viene de las memorias de mi juventud, en cierto modo, "Evolution" es una historia autobiográfica", destacó.

En cuanto a "Innocence", que también será exhibida hoy en El Cairo, y que está protagonizada por la reconocida actriz Marion Cotillard, transcurre en una misterioso internado de niñas, donde los nuevos estudiantes llegan en ataúdes. "Todas mis películas abordan la transformación del cuerpo durante el proceso de la niñez hacia la adolescencia", apuntó la cineasta que a pesar de estar casada con un argentino, asegura que no conoce mucho el país. "Sólo conozco Buenos Aires, creo que tiene una gran identidad, hay mucha creatividad, mañana (por hoy) conoceré Rosario", concluyó Hadzihalilovic.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario