Edición Impresa

Sospechan de la policía por los talleres clandestinos de desguace en Venado

El diputado provincial Darío Mascioli salió al cruce de acusaciones de su par Lisandro Enrico y dijo que realice la denuncia como corresponde "y no mediáticamente".

Lunes 29 de Septiembre de 2014

El diputado provincial Darío Mascioli salió al cruce de recientes acusaciones hechas por el senador departamental por General López, Lisandro Enrico, al sostener que "si Enrico sabe que en Venado funcionan 30 talleres clandestinos de desguace de motos, que haga la denuncia donde corresponde y no mediáticamente".

Enrico había pedido controles municipales sobre esos presuntos talleres ilegales, pero Mascioli lo refutó diciendo que "eso le corresponde a la provincia, que es de su signo político". Además puso un manto de duda sobre la connivencia policial en esos delitos.

"Cuando el senador dice que hay 30 lugares donde se desarman motos y se venden como repuesto, no hace más que poner en evidencia el fracaso de las políticas de seguridad provinciales. El control de la venta de artículos robados es competencia de la policía de la provincia, que entre sus deberes debe en primer término prevenir los robos y si estos suceden, investigar, allanar, secuestrar los elementos y detener a quienes los comercialicen, con la debida intervención judicial", resaltó Mascioli.

Enrico provocó un verdadero tembladeral político con esas declaraciones sobre los talleres ilegales. Pero no sólo eso sino que también afirmó que sólo en Venado Tuerto se roban entre 4 y 8 motos diarias; muchas de las cuales van a parar al mercado clandestino de motopartes robadas y otras son abandonadas tras cometerse delitos con los vehículos.

Mascioli, diputado por el FPV y también venadense, dijo que espera "que estas denuncias no queden en el campo de lo mediático, sino que se eleve una denuncia formal en la Fiscalía, con nombres propios y direcciones, para que se actúe con todo el peso de la ley".

Remarcó que "la policía tiene un grado de connivencia en estos casos que hoy pone en evidencia el propio senador Enrico, quien pertenece al mismo partido gobernante y tiene sobre sí el compromiso desde haber puesto al actual delegado del Ministerio de Seguridad, y a los jefes regionales y comisarios. Por lo tanto, la responsabilidad del gobierno provincial, del Ministerio de Seguridad y del mismo senador es que estas cosas no ocurran y que la gente que comercializa los productos robados reciba la sanción que por ley le corresponde".

Mascioli planteó que la falta de la prevención y control policial en estos temas está íntimamente relacionada con la corrupción de la fuerza, tras resaltar que "el entonces jefe de Policía (Hugo Tognoli) está procesado por narcotráfico, su segundo fue sacado por enriquecimiento ilícito y hace pocos días cayó un jefe de Drogas Peligrosas en el norte con estupefacientes en el auto. Esta connivencia con los sectores delictivos aparece cada vez que se rasca un poco en cada lugar. De hecho los mismos vecinos nos dicen que en esos talleres clandestinos, que hoy denuncia Enrico, pasa la policía, toma unos mates con los propietarios y sigue su camino".

Finalmente, Mascioli dijo que "en definitiva, esperamos que no sea más de lo mismo: mucha prensa y poca efectividad en los hechos. Hay que ir a la Justicia con nombres de los talleres y de los compradores. Pero sobre todo si el senador tiene el listado, que al parecer es así por sus dichos, bueno sería que además de salir por los medios, lo eleve a la Fiscalía para que se investigue y se empiece a cortar de raíz".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario