Edición Impresa

Sorpresa: Federer y Djokovic se quedaron afuera de la final

Prefirió entregarse a las sorpresas. Porque el japonés Kei Nishikori y el croata Marin Cilic dejaron afuera de la final al serbio Novak Djokovic y al suizo Roger Federer, respectivamente.

Domingo 07 de Septiembre de 2014

El US Open les dio la espalda a los favoritos. Prefirió entregarse a las sorpresas. Porque el japonés Kei Nishikori y el croata Marin Cilic dejaron afuera de la final al serbio Novak Djokovic y al suizo Roger Federer, respectivamente.

El nipón Nishikori, que tiene de coach al argentino Diego Bottini, le ganó al número uno del ranking por 6/4, 1/6, 7/6 (4) y 6/3; mientras que el croata dio cuenta del multicampeón suizo por 6/3, 6/4 y 6/4.

Nishikori (11º) se convirtió en la gran sorpresa del torneo al eliminar a Djokovic, campeón del US Open en 2011 y de otros siete torneos de Grand Slam.

Nishikori, de 25 años, venía de dos partidos a cinco sets en octavos y cuartos de final (eliminó al canadiense Milos Raonic, quinto favorito, y al suizo Stanislas Wawrinka, tercero), pero por su estado físico y su velocidad parecía no estar tan cansado ante Djokovic.

En tanto, Cilic (16º) rompió el anhelo de Federer de ganar su 18º Grand Slam, al derrotarlo tras una hora y 45 minutos de juego.

El croata y el japonés jugarán por primera vez una final de Grand Slam, por lo que habrá un inédito campeón del US Open.

La estadística entre ambos jugadores la lidera el japonés 5-2, con triunfos en US Open 2010, Chenai 2011, Memphis 2013, Brisbane y Barcelona 2014, mientras que el croata se impuso en Indian Wells 2008 y el US Open 2012.

Por otro lado, hoy será el día de las mujeres. La estadounidense Serena Williams y danesa Caroline Wozniacki dejarán su amistad a un lado para enfrentarse el hoy en la final del Abierto de Estados Unidos, un título que para ambas significa mucho.

Williams busca su 6º titulo del Grand Slam estadounidense para colocarse en el mismo escalón que su compatriota Chris Evert, la máxima ganadora del torneo.

Y Wozniacki pretende cimentar una carrera de altas y bajas, que ha ido desde el número uno de la WTA (octubre de 2010) hasta undécimo puesto que hoy ocupa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario