Edición Impresa

Solitario final para Raggio

La figura de Gustavo Raggio pasó ayer prácticamente desapercibida, pese a tratarse de su último encuentro en el banco rojinegro. 

Lunes 08 de Diciembre de 2014

La figura de Gustavo Raggio pasó ayer prácticamente desapercibida, pese a tratarse de su último encuentro en el banco rojinegro. El adiós del capitán Lucas Bernardi se robó todo el protagonismo y el entrenador quedó incluso al margen de lo que se vivió ayer post partido. No fue el final que hubiese esperado, sin siquiera lograr la clasificación a la Copa Sudamericana.

   Raggio deseaba al menos concluir su ciclo dejando a Newell’s adentro de la Sudamericana. Pero no hubo caso. Ayer se esfumó su última ilusión. La misma que tenían los hinchas, aunque ni siquiera le reprocharon eso al entrenador. Dio la sensación que la mayoría casi que estaba resignada y el interés principal pasaba por despedir a Bernardi de la mejor manera.

   Incluso durante el homenaje que se le realizó al capitán con la exhibición de un video y la presencia de figuras reconocidas de la vida rojinegra en el mismo campo de juego, Raggio pareció un convidado de piedra. Se lo vio aislado, igual que transcurrió su última etapa al frente del equipo.

   Bernardi concitó la atención de todos, hasta en la sala de conferencia de prensa, donde Raggio ni siquiera pudo despedirse para dejar sus impresiones sobre una campaña apenas discreta, en la que tuvo responsabilidades, pero no fue el único.

   Hasta en ese espacio, Raggio quedó marginado. Y, como se dijo, no todo fue su culpa. Una palmada al DT, cuando la mano viene cambiada, no hubiera estado nada mal.

   Hoy, su continuidad en el club es una incógnita. Es posible que vuelva a las divisiones inferiores, aunque tampoco habría que descartar que se aleje si le aparece la chance de dirigir a otro equipo. Ayer tuvo el final menos deseado. 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario