Edición Impresa

Solá: "La Cámpora no tiene candidatos"

El diputado nacional del Frente Renovador Felipe Solá afirmó ayer que la agrupación kirchnerista La Cámpora "no tiene candidato" para las elecciones de 2015.

Lunes 22 de Septiembre de 2014

El diputado nacional del Frente Renovador Felipe Solá afirmó ayer que la agrupación kirchnerista La Cámpora "no tiene candidato" para las elecciones de 2015, por lo que "se puede decir que no hay un candidato en serio para (la presidenta) Cristina" Fernández de Kirchner.

Además, aseguró que el discurso de Máximo Kirchner en el estadio de Argentinos Juniors, en el que desafió a la oposición a ganarle a su madre en las urnas, "les debe haber caído como una patada en el estómago" a los precandidatos presidenciales del kirchnerismo.

El ex gobernador bonaerense también ubicó al diputado Martín Insaurralde fuera del espacio massista, al señalar que se ve "compitiendo después de agosto, en la generales, con varios, entre ellos, Insaurralde".

A una semana del acto que realizó La Cámpora en la cancha ubicada en el barrio porteño de La Paternal, Solá indicó que en la convocatoria militante "se palpaba un muy buen ánimo" y destacó que "Máximo como orador no es malo".

Sobre el discurso que dio el hijo de la jefa de Estado, el diputado massista evaluó que "Máximo nos dejó en claro que el kirchnerismo no tiene candidato sucesor para estas elecciones".

"Más allá de que Máximo estuvo creíble, la idea de recurrir a «peléense con mi mamá» es un poco freudiana y al mismo tiempo revela que no hay un candidato. A los demás candidatos les debe haber caído como una patada en el estómago", sentenció.

Al respecto, añadió que "lo que Máximo dijo en la cancha de Argentinos Juniors fue «no hay candidato porque no está mi mamá»", por lo que ironizó que los demás candidatos del Frente para la Victoria "deben haber pensado: «Gracias, Máximo, sos un amigo»".

El dirigente del Frente Renovador también aseguró que el acto del sábado transparentó que "no hay candidato para La Cámpora, entonces se puede decir que no hay un candidato en serio para Cristina".

"Es posible que el cristinismo, como una versión más dogmática del kirchnerismo, esté abandonando, a sabiendas o no, un movimiento o frente nacional y popular policlasista y bastante plural, para armar un partido de cuadros", analizó, y enfatizó que el kirchnerismo se está transformando en "un partido, que más que de masas, es un partido de cuadros, al que le sobra militancia y le faltan votos".

En este sentido, precisó que es lo que "los detractores seriales (del peronismo) llamaban la «minoría intensa»" y que él decide definir como "un partido de cuadros" que tiene "el defecto de haber abandonado un movimiento de masas".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario