Edición Impresa

Sobre la hora, avanza un acuerdo para pagar a los fondos buitres

Kicillof viajó por la tarde a Nueva York para ponerse al frente de la negociación con Pollack. A medianoche pasaron a cuarto intermedio. Los bancos nucleados en Adeba ofrecieron comprar la deuda a los holdouts y poner una garantía.

Miércoles 30 de Julio de 2014

El ministro de Economía, Axel Kicillof, anunció esta madrugada que la reunión con el mediador Daniel Pollack pasó a un cuarto intermedio y que las conversaciones proseguirán durante la jornada de hoy.

Al finalizar el encuentro que mantuvo con Pollack, Kicillof se limitó a decir que “como es una reunión que todavía está en marcha, no puedo decir más sobre los resultados”.

La Asociación de Bancos Privados de Capital Argentino (Adeba) propuso comprar la deuda en litigio que tiene la Argentina con los fondos buitre, abonando 250 millones de dólares como garantía, a cambio de que el juez Thomas Griesa reponga el “stay” para continuar las negociaciones. Con esa carta en la manga, el ministro de Economía, Axel Kicillof, viajó a Nueva York para sumarse a las reuniones con el mediador Daniel Pollack. Las conversaciones se extendieron hasta la medianoche, cuando se pasó a un cuarto intermedio hasta esta mañana. 

Al borde del default técnico, ya que hoy vence el plazo para que los bonistas que participaron de los canjes de deuda cobren en tiempo y forma los fondos que mantiene retenidos el juez Griesa, Kicillof sólo dijo al salir de la reunión, que “se sigue trabajando para llegar a un acuerdo”.

Una delegación integrada por los secretarios de Finanzas, Pablo López, de Legal y Administrativo, Federico Thea, y la Procuradora del Tesoro, Angelina Abbona, estuvo reunida con Pollack desde la mañana.

Ese encuentro se extendió por más de cuatro horas y luego se ingresó en una impasse.

En ese período, comenzó a circular la versión de que el jefe del Palacio de Hacienda, que se encontraba en Caracas con la presidenta, no retornaría a Buenos Aires sino que seguiría viaje a Nueva York. La confirmación de esa noticia gatilló la euforia de los mercados, los papeles líderes saltaron 6,53% en la Bolsa de Comercio porteña.

Sobre el final de la jornada, se conoció la propuesta de los bancos agrupados en Adeba, que permite cumplir la sentencia de Griesa, sin que se active la cláusula Rufo, que obliga a generalizar cualquier mejora que el gobierno ofrezca por sobre las condiciones de pago de los canjes 2005 y 2010. Ese gatillo se evitaría al aparecer como un acuerdo privado, sin injerencia oficial. Un delegado de primer nivel de los bancos emprendió viaje a Nueva York para iniciar negociaciones cara a cara con los fondos especulativos.

Las entidades privadas estarían dispuestas a poner una “garantía” inicial de entre 250 y 300 millones de dólares para luego completar las negociaciones. Si la propuesta prospera y las entidades nacionales se quedan con los bonos en manos de los fondos buitre, se le pediría al juez Griesa dictar una medida cautelar para suspender la aplicación del fallo.

Con esto, podría pedirle a Griesa reponer la cautelar que evita embargos a la Argentina aunque el país no pague aún lo que la Justicia norteamericana le ordenó pagarles a los fondos buitre.

Poco después de que se conociera la propuesta, el Banco Central salió a aclarar que no tuvo participación alguna en la misma. El objetivo es desligar totalmente al Estado argentino de la propuesta, y así frenar cualquier argumento esgrimiendo que el origen de la iniciativa fue el gobierno.

El stay de 90 días, que es lo mismo que le pidieron a Griesa los “eurobonholders”, evitaría el default inmediato, ya que hoy se agota el período de gracia de los bonos vencidos el 30 de junio.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS