Edición Impresa

Sistemas tecnológicos que nacieron para revolucionar la actividad agrícola

Walter Peruzzo explicó cómo armó el primer dispositivo hidráulico que permitió modificar el punto de corte de las cosechadoras. La empresa santafesina que hoy se convirtió en Grupo Sensor.  

Domingo 02 de Marzo de 2014

Corría el año 1991 y la Argentina atravesaba una gran inflación. Walter Peruzzo y su familia vivían hasta entonces de los negocios inmobiliarios rurales pero con la profundización de la crisis económica nacional dejaron de fluir las operaciones de compra-venta. Fue entonces que el jefe de familia salió a buscar alternativas, algún negocio que permitiera la subsistencia.

   “El país vivía pendiente de los ministros de economía, del dólar, de las tasas de interés, nadie producía, nadie arriesgaba. Todos los negocios estaban con problemas y aquellos que eran buenos, no los podíamos hacer porque no teníamos recursos “, recordó Walter Peruzzo, hoy director de Grupo Sensor, una empresa santafesina que diseña y produce tecnología de última generación y compite en innovación y performance con las compañías más importantes del mundo.

   En este contexto, café de por medio, Pepe, un amigo de la familia, acude en su ayuda. Walter quería lanzar al mercado un “dispositivo hidráulico” que permitiera modificar el punto de corte de las cosechadoras. Como todo nuevo proyecto, la creación estuvo plagada de errores, desaciertos y caminos abandonados hasta encontrar el correcto; varios meses de viajes, consultas, investigaciones, trabajos sobre un prototipo, sobre otro, idas y vueltas; hasta que al fin, ambos amigos, fueron delineando una primera idea de prototipo funcional y para marzo del 1992 ya podían cosechar soja y mate en mano “homologar a campo” el primer desarrollo de producto.

   “Era sensacional ver a nuestro aparato controlar la plataforma automáticamente. No lo sabíamos, pero estábamos escribiendo una historia. Era el primer control electrónico de altura de corte fabricado en Argentina”, rememoró Peruzzo.

   Mientras el empresario pensaba qué forma final le daría al producto, qué presentación, qué nombre le pondría al equipo, qué nombre a la empresa, donde hacer el taller, a quién le vendería, cuál sería el precio de mercado, cómo instalar los equipos, cada día tenía más en claro que el “fracaso” no sería una opción.

   Es así como nació Sensor Automatización Agrícola, la primera empresa del grupo dedicada al diseño, desarrollo y producción de equipos electrónicos para la automatización de maquinaria agrícola y vial.

   Con el correr de los años Sensor —que está instalada en la ciudad de Totoras y hoy exporta sus productos a Brasil, Rusia, Australia y diversos destinos de Sudamérica y Africa— se convirtió en una empresa que factura anualmente 70 millones de pesos y brinda empleo a más de 180 personas. El Grupo Sensor está conformado por tres empresas: Sensor Automatización Agrícola, Sensor Oil y Sensor Brasil.

   Peruzzo se remontó a los inicios y dijo que la primera producción fueron 30 equipos a fabricar en dos tandas de 15, que debían estar listos para vender en octubre del 92. “Todo se hizo frenético, corrido, violento, nervioso. Construir el primer banco de trabajo, comprar herramientas, diseñar la primera plaqueta para producción en serie”, indicó.

   Y así, en marzo de 1993 el garaje se hizo fábrica, la agujereadora, la amoladora.

   Leandro, hijo de Walter, era el que pasaba largas horas del día con su computadora, y se convirtió en el “editor”, él digitalizó por primera vez el logo de Sensor, elaboró el primer manual de usuario y la lista de precios.

   El tiempo pasó y el primer cliente recibió en noviembre de 1993 el “primer control electrónico de altura de corte” para su máquina Deutz-Araus Máxima. “Yo no lo sabía, pero nunca más, desde entonces, podría mirar una cosechadora trabajando sin emocionarme. Habían dejado de ser simples máquinas. Se habían transformado en parte de mi vida”, recordó Peruzzo.

   Luego la empresa evolucionó, en parte, gracias a la automatización agrícola. “Cuando iniciamos el proyecto, si comparamos con el día de hoy, se puede decir que faltaba todo, especialmente la capacidad de contacto con el mundo exterior. Sin ir más lejos, hoy si querés conocer los avances que hay en el mundo en automatización lo podés saber a través de Youtube y otros buscadores. Hace 20 años, tenías que tomarte un avión e ir a alguna exposición en otro país. El boom de la automatización agrícola se puede considerar que fue en los últimos 5 años”, apuntó.

   Sensor Tecnología fue el primer fabricante en Argentina de un control electrónico de altura de corte para cosechadoras y de un control electrónico de inclinación lateral. Además, fueron los primeros que desarrollaron un copiador de terreno electrónico, control electrónico de velocidad de molinete proporcional, control de inclinación de plataforma y el primer fabricante en Sudamérica de joystick de control, el primer fabricante argentino de consolas de controles de funciones eléctricas y electrónicas aplicadas a cabinas, de monitores de rendimiento y de sistemas multiplex para ómnibus.

   Hoy el mercado se globalizó y la empresa de Totoras llega a otras latitudes. “Lo que más exportamos son sistemas tecnológicos integrales para control y gestión de pulverizadores autopropulsados y el principal destino es Brasil. Exportamos el 50 por ciento de nuestra producción a Brasil. Sus escalas son muy superiores al mercado argentino”, indicó Peruzzo.

Los proyectos. Y Sensor va por más. Para el 2014 el grupo ejecutará lanzamientos de nuevos productos, destinados al consumidor final y al fabricante. Son cuatro lanzamientos en el año que serán anunciados en breve, adelantaron.

   “Nuestro principal objetivo es superarnos día a día, en todo sentido. Entramos en una fase de profesionalismo que ya ve sus frutos en productos desarrollados para mercados de exportación. Creemos que la agricultura argentina debe tener un impasse tecnológico en donde el productor debe repensar lo que es útil para poder aportar beneficios reales”, destacó el director de la firma.•

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS