Edición Impresa

"Sinceramente, el gobieno está perdiendo el rumbo", dijo Moyano

El líder de la CGT criticó el discurso presidencial contra los trabajadores docentes. Aseguró que fue invitado al Congreso para la apertura legislativa pero que decidió no concurrir.

Domingo 04 de Marzo de 2012

El jefe de la CGT, Hugo Moyano, consideró ayer que el gobierno nacional "está perdiendo el rumbo" y calificó como "muy desagradable" la crítica que realizó la presidenta Cristina Fernández a las protestas docentes en su mensaje a la Asamblea Legislativa.

En una evaluación sobre la gestión de la mandataria, Moyano lanzó una dura crítica y juzgó que "sinceramente, el gobierno está perdiendo el rumbo".

"Denostar a los trabajadores que lo que se reclama no es justo, eso es lo que no es justo", opinó el dirigente sindical, quien reconoció que hubo una "invitación institucional" del gobierno a la CGT para que concurriera el jueves pasado al Congreso pero que decidió no ir.

Moyano buscó restar importancia al mensaje presidencial y señaló que escuchó "un poquito, pero después tenía que hacer otras cosas, no podía estar tanto tiempo" siguiendo el discurso, que se extendió por más de tres horas.

Ante la Asamblea Legislativa, la mandataria pidió "reflexión" a los maestros por las "cuatro horas de trabajo que tienen y tres meses de vacaciones", en una crítica abierta a los paros en siete provincias, la huelga nacional prevista el 6 de marzo y el fracaso de la paritaria federal.

En ese contexto, Moyano dijo que le "pareció muy desagradable lo que habló de los maestros, no se puede hablar así de una actividad como es la docencia, tan importante para la sociedad, que forma a nuestros niños".

Si bien el sindicalista admitió que "todos podemos tener un asesoramiento que no es el correcto", buscó ubicar toda la responsabilidad de esos conceptos en la presidenta al afirmar que "uno tiene que darse cuenta de las cosas".

Asesores. "Por más que uno se asesore, yo tengo que saber qué está pasando, puede haber algo de las dos cosas", opinó Moyano, y lamentó que la presidenta "no esté de acuerdo en que los docentes tengan un legítimo reconocimiento de su tarea".

Moyano vinculó la referencia al pensamiento del cavallismo y del menemismo, al que recordó como "la tercera década infame, como la definió (el diputado y también sindicalista) Héctor Recalde".

Por otra parte, insistió con sus reclamos, sobre todo por la suba del mínimo no imponible, y se quejó de que "al no tener respuesta de ninguna naturaleza y escuchar discursos en los que pareciera que está todo bien, nosotros tenemos que profundizar estos reclamos, y se va a ver reflejado en los próximos días".

Sin dar mayores detalles sobre el plan de acción que podría llevar adelante la CGT en caso de que el gobierno nacional no atienda las demandas del sindicalismo, Moyano cuestionó que "el mínimo no imponible fue muy bajo lo que se aumentó y el resto se lo llevó el Estado, eso es lo que no se comprende", lamentó.

Al ser consultado sobre si se siente más "cerca" del gobernador bonaerense Daniel Scioli que de la presidenta, Moyano respondió con una ironía al decir que "estoy a 60 kilómetros" y luego agregó que "desde el punto de vista político, falta tiempo para definir situaciones, yo tengo una buena relación".

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario