Edición Impresa

Sin pena ante tal gigante

El único singlista argentino que continuaba en el Abierto de Francia hizo hasta donde pudo y se fue de París en la tercera ronda, con una derrota por 6/2, 7/5 y 6/2.

Domingo 01 de Junio de 2014

Poco, muy poco fue lo que Leonardo Mayer incomodó a Rafael Nadal. Otra cosa no se le podía pedir al correntino al enfrentar al ocho veces campeón de Roland Garros. ¿Ganar? Ni ahí. El único singlista argentino que continuaba en el Abierto de Francia hizo hasta donde pudo y se fue de París en la tercera ronda, con una derrota por 6/2, 7/5 y 6/2.

Los únicos instantes en los que Mayer (65º del ranking mundial) llegó a verse arriba en el marcador sucedieron al cierre del segundo set y al comienzo del tercero.

En el segundo, Mayer se puso 5/4 después de que en el game anterior le quebró el saque a Nadal (1º) por primera vez. Pero todo fue efímero porque el mallorquín sacó a relucir sus mejores virtudes y ganó tres juegos consecutivos.

Y en el tercero, Mayer rompió el saque del número uno para adelantarse 2/1, pero Nadal encadenó cinco games seguidos para avanzar a los octavos de final, instancia en la que enfrentará al serbio Dusan Lavovic (83º).

"Era todo para él y nada para mí. Intenté jugar, pero la pelota me quedaba muy alta", comentó el correntino luego del traspié.

Y no sólo que Mayer fue siempre dominado por su rival, como reconoció el correntino, sino que encima Nadal lo hizo dando cierta ventaja. Es que sacó más despacio que de costumbre, como admitió el español después del partido, debido a un dolor en la espalda que abre un interrogante sobre su condición física para los próximos compromisos en París, cuando la exigencia sea mayor. Al margen de ese hecho, Mayer se dio el gusto de jugar en la pista central de Roland Garros, con 15 mil espectadores, y ante el indiscutido rey del polvo de ladrillo.

Como era obvio, perdió en el tercer enfrentamiento que sostuvieron en el circuito. Y ese resultado negativo le impidió llegar por primera ocasión a los octavos de final de un Grand Slam.

Pero el tenista de 27 años sabe, ante todo, que cerró una buena participación en Roland Garros, tras alcanzar por cuarta edición consecutiva la tercera ronda. "Creo que las sensaciones son buenas", fue el balance de Mayer sobre su presencia en París.

Ya sin Mayer, hoy empiezan a jugarse los octavos de final. La principal atracción será el encuentro entre el serbio Novak Djokovic (2º) y el local Jo-Wilfried Tsonga (14º), no antes de las 8. Además, el suizo Roger Federer (4º) se cruzará con el letón Ernests Gulbis (17º) y el checo Tomas Berdych (6º) con el estadounidense John Isner (11º).

En el cuadro de las damas, la rusa Maria Sharapova (8ª) jugará ante la australiana Samantha Stosur (18ª).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario