Edición Impresa

Sin acuerdo por Siria en el primer día de negociaciones

La primera jornada de la conferencia de paz para Siria, celebrada ayer en la localidad suiza de Montreux, logró nada más que dejar al descubierto las profundas divisiones existentes entre el régimen sirio de Bashar Assad y la oposición.

Jueves 23 de Enero de 2014

La primera jornada de la conferencia de paz para Siria, celebrada ayer en la localidad suiza de Montreux, logró nada más que dejar al descubierto las profundas divisiones existentes entre el régimen sirio de Bashar Assad y la oposición.

El presidente de la Coalición Nacional Siria, la mayor de la oposición, Ahmed Al Yarba, reiteró la principal exigencia de la oposición: la salida del presidente Assad como condición previa para seguir en las conversaciones. "Apoyamos plenamente Ginebra I", aseguró Al Yarba. Ese documento oficial fue confeccionado para convocar las negociaciones actuales. Y Ginebra I "deja claro que Assad tiene que renunciar y delegar el poder. No podemos y no debatiremos una solución política hasta que eso no se haya abordado".

El gobierno sirio, por su parte, afirmó que la conferencia de paz de Montreux está orientada en su contra y acusó a sus organizadores de no haber sido "equilibrados" en la selección de los participantes. "Hoy tuvimos 40 países que parecían preseleccionados de forma que la mayoría fueran delegaciones antisirias", acusó el embajador de Siria ante la ONU, Bashar Jaafari.

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, mostró su apoyo firme a la oposición, asegurando que no hay espacio alguno para Assad y su clan familiar. "Es impensable que un hombre que ha liderado una brutal represión sobre su propia gente pueda recuperar la legitimidad para gobernar", afirmó Kerry. "Hoy día podemos entender de forma más clara lo solo que está Assad representándose a sí mismo, no a Siria", añadió. La resolución de la crisis "no puede girar en torno a la insistencia de un hombre o de una familia por seguir en el poder", añadió.

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon confesó estar "sorprendido y desilusionado" por la insistencia del gobierno sirio en que las conversaciones de paz deberían centrarse en la lucha contra el terrorismo y no en la formación de un gobierno de transición. A horas de las negociaciones de hoy en Ginebra, seguía sin quedar en claro si los representantes del gobierno y de la oposición se sentarán a la misma mesa a conversar.El mediador de la ONU para Siria, Lakhdar Brahimi, se reunió con las delegaciones del gobierno y de la oposición en forma separada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS