Edición Impresa

Simulan ser clientes y roban unos $ 50 mil de una fábrica de piletas

Al menos tres hombres armados ingresaron a los empujones la mañana de ayer a una fábrica de piletas de fibra de vidrio ubicada en la zona oeste de la ciudad. Allí, luego de reducir a los...

Jueves 27 de Marzo de 2014

Al menos tres hombres armados ingresaron a los empujones la mañana de ayer a una fábrica de piletas de fibra de vidrio ubicada en la zona oeste de la ciudad. Allí, luego de reducir a los empleados y a los dueños de la empresa se alzaron, según las actas policiales, con una suma de dinero que rondaría los 50 mil pesos.

El lugar del robo fue en avenida Presidente Perón al 7300, donde desde hace varios años está instalada la fábrica de piletas y jacuzzi "Shark". Es una zona típicamente fabril en la que se registra mucho tránsito vehicular, pero no demasiado ritmo en cuanto a circulación de peatones.

A las 11 de la mañana de ayer un auto blanco, según dijeron algunos testigos que trabajan en las inmediaciones, se detuvo en la puerta de la fábrica. Del vehículo bajaron dos hombres bien vestidos y tocaron el timbre de la puerta del salon principal que se usa para la atención al público. Tras ello ingresaron sin despertar sospechas.

Según María Eugenia, una de las titulares de la empresa, los ladrones "mostraron un presupuesto que nosotros le habíamos entregado la semana anterior", por lo que infiere que los ladrones habrían hecho un trabajo básico de inteligecia.

Con la entrada franqueada, los dos ladrones se abrieron paso a empujones y en ese preciso momento un tercer hombre tocó el timbre y se plegó al grupo esgrimiendo un arma de fuego de grueso calibre. Así amenazó a los cinco empleados que estaban en el lugar.

En tanto, los otros dos cómplices mostraron también sendas pistolas, que no pudieron ser identificadas por las víctimas en cuanto a su marca ni determinar su calibre, y una vez que encañonaron y redujeron a todos los presentes llevaron adelante las acciones concretas del robo, llevando a algunos empleados a las instalaciones que se encuentran en los fondos del local de atención.

Los hombres se movieron cómodamente en el lugar. Los testigos cuentan que "habrán estado unos cinco o diez minutos", y para acelerar los tiempos amedrentaron a quienes se encontraban junto a ellos al aplicarle un culatazo a uno de los operarios. "Aparentemente no les gustó algo que dijo mi compañero o cómo se movía, por eso le pegaron", dijo Maria Eugenia.

Una empresa de asistencia médica privada atendió al hombre en el lugar y luego derivó en su traslado a un hospital donde le suturaron la frente con cuatro puntos. En tanto, la empresaria estaba muy conmovida minutos después de ser asaltada. "Siento una gran impotencia por lo que pasó, es una gran pena", sostuvo. La mujer ageregó que en la empresa "no suele haber dinero en efectivo", aunque no precisó la suma que le sustrajeron durante el robo.

Luego de los golpes y el maltrato, los delincuentes lograron dar con una suma que rondaría los 50 mil pesos en efectivo y que se encontraba en una caja fuerte. Por la forma en que entraron y se movieron dentro del comercio los pesquisas suponen que conocían los movimientos de la tradicional fábrica de piletas.

Una vez cometido el atraco los delincuentes huyeron sin ejercer más violencia y se alejaron sin llamra la atención por avenida Perón ceca de las 11.15. Vecinos del lugar se mostraron tan sorprendidos como las propias víctimas por la hora elegida y los movimientos de los delincuentes, ya que no pudieron observar nada que les llamara la atención mientras se producía el atraco. Para todos eran tres hombres que pasaron como cliente habituales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS