Edición Impresa

Sigue sin concluir el escrutinio final de Rosario

Al cierre de esta edición el escrutinio definitivo de las Paso santafesinas continuaba a puro nervio en la Secretaría Electoral, entre sospechas de todo tipo (por parte de los fiscales opositores), que se...

Miércoles 29 de Abril de 2015

Al cierre de esta edición el escrutinio definitivo de las Paso santafesinas continuaba a puro nervio en la Secretaría Electoral, entre sospechas de todo tipo (por parte de los fiscales opositores), que se potenciaron anoche cuando se suspendió durante dos horas la carga virtual a la web oficial. Las mesas que se están contando son las de Rosario, que generan máxima tensión, y con un condimento extra: que el proceso esté concluido para el viernes, cuando el gobernador Antonio Bonfatti dé su discurso ante la Legislatura para dejar inaugurado el período ordinario de sesiones 2015 de ambas Cámaras. Si eso ocurre, el jefe de la Casa Gris se expone a un ruidoso escrache por parte de militantes opositores.

Se trata del último mensaje del actual gobernador, y si el escrutinio no está terminado para ese día y el resultado consolidado con la aceptación de todos los participantes, es decir, con la firma de los representantes y quienes hayan fiscalizado (sin impugnaciones que obliguen al Tribunal a tomarse más tiempo) se convertirá en un “debe” excluyente que volverá tremendamente leve cualquier otro concepto, explicación, anuncio o idea que Bonfatti desarrolle ante diputados y senadores.

Como nunca ayer esta urgencia se advirtió en el edificio de la Secretaría Electoral. La secretaria, Claudia Catalín, confirmó la extensión de la jornada laboral. Aunque no lo dijo, fue para “poder llegar a tiempo”, esto es concluir el escrutinio antes del viernes.

Aunque ayer todavía no habían subido los datos del escrutinio definitivo del departamento La Capital a la web oficial del Tribunal Electoral pese a que se terminó ese conteo el sábado. Catalín no explicó esa mora, aunque en el comunicado que dio ayer aclaró que “los datos se cargan por departamento, a medida de que se formaliza el resultado”, apuntaron.

Al cierre de esta edición las mesas escrutadas sobre las 7.628 de toda la provincia se aproximaban a las 5.000, pero no se sabía —aunque en el gobierno abrigaban la esperanza de que así fuera— si quedaría concluido el escrutinio del departamento Rosario.

La extensión hasta las 22 del horario vespertino de conteo (que podría ser incluso algo más allá de esa hora) obligó a los partidos políticos a una no programada búsqueda de relevos para sus fiscales que reemplacen a los que se fueren agotando con tantas horas de trajín. La tarea en sí es monótona y tensionante pero —muestra de las desconfianzas reinantes— requiere de reflejos a pleno.

“Un fiscal cansado puede no advertir alguna irregularidad”, confió ayer a este diario una candidata que conduce un equipo de esos rastreadores de datos.

Los departamentos terminados son Belgrano, Caseros, Castellanos, Constitución, Garay, General López, General Obligado, Iriondo, La Capital, Las Colonias, 9 de Julio. Rosario estaba en curso al cierre de esta edición y nadie había denunciado inconvenientes serios o grandes alteraciones de las tendencias marcadas en el recuento provisorio. No obstante una sospecha encendió el alerta: que la carga virtual de datos no se estaba haciendo desde el Tribunal Electoral sino desde la misma Casa Gris. Y también una revelación: que muchas urnas aparecen votos nulos que fueron apuntados como votos en blanco.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario