Edición Impresa

“Sigo haciendo esto porque me divierto”, afirma Pil, el ex líder de Los Violadores

El emblemático cantante llega hoy a Rosario con su nuevo grupo, los Violadores de la Ley, que ya tiene grabado su primer disco. Toca a las 22 en The Wall junto a Zona 84 y Palmers.  

Sábado 26 de Julio de 2014

A 31 años de su debut discográfico con Los Violadores, Pil sigue en plena actividad. El año pasado el cantante tocó por primera vez en el Viejo Continente, invitado por sus amigos de Die Toten Hosen, y ahora volvió al país con su nuevo proyecto, Pil y los Violadores de la Ley, una banda que está dando los últimos toques a un disco de estudio que está en etapa de producción. Justamente con este grupo Pil se presentará hoy, a las 22, en The Wall (Buenos Aires 912), donde repasará clásicos de sus bandas anteriores y también adelantará algunos temas de su próximo álbum. Como invitados tocarán Zona 84 y Palmers.

   Los Violadores de la Ley se formó hace un año y medio y en la guitarra está el “Tucán” Barauskas, que acompañó a Pil en la última etapa de Los Violadores y también en Pilsen. Más allá del nombre, Pil aclaró que el grupo no es un homenaje al emblemático combo punk de los 80 que él lideró desde la voz. “Cuando voy a tocar a algún lado siempre me ponen «Pil, ex Violadores». Entonces decidí ponerme Pil y los Violadores de la Ley y listo. De última yo hice la música y la letra de ese tema. Así no tengo que estar lidiando con el nombre anterior. Es algo sencillo, para sentirme tranquilo”, explicó.

   La banda ya grabó su primer disco, “El último hombre”, que se está mezclando en Nueva York bajo la dirección de Steve Diggle, el bajista de los Buzzcocks. “Creo que va a estar listo para noviembre, aunque todavía no sabemos cómo lo vamos a editar”, dijo Pil. “Hay 10 temas nuevos y dos covers. En uno canto con Steve Diggle, y el otro es de una banda alemana que se llama Pascow. Yo adapté la letra al español, traté de encontrarle el sentido que tiene la letra, que es en contra de la globalización”, agregó.

   Sobre sus propias canciones, el cantante se explayó: “Yo me especializo en un tipo de letras que no es muy común en el país. Letras políticas y sociales. Ese es mi sello. En el disco hay una canción que habla de los transgénicos. Otro se llama «Alas de la revolución socialista», que es en un tono de taberna, medio en broma. Y también hay un tema que habla de una casa de prostitución en la Patagonia, en los años 40”, enumeró.

   A los 55 años, Pil asegura que no se siente ni un pionero ni un emblema del punk en Argentina. “No me interesa lo que dice la gente, yo vivo mi pasado de una manera muy natural. No me ando preguntando qué soy ni qué significa. Yo sigo haciendo esto porque me divierto, la paso bien, y nunca tuve una exigencia mayor que esa: la de pasarla bien. No siento ninguna presión de éxito ni de nada”, enfatizó.

   También dijo que disfruta cantar los temas de Los Violadores porque “están vigentes”. “Los problemas de los que habló la banda siguen sin solución. La represión sí tal vez sea una cosa antigua, aunque la canción sigue siendo emblemática, por todo lo que significó. Pero las injusticias sociales siguen presentes. Este es un país difícil: tenés tres o cuatro años buenos y después se empieza a desmoronar la economía, y además estamos viviendo en una sociedad muy dividida”, apuntó.

   Los Violadores tuvieron varias resurrecciones, pero Pil afirmó que, por el momento, no hay ninguna posibilidad de que la banda regrese con sus integrantes originales. “A Stuka lo vi hace un año y pico, en Navidad, estuvimos charlando un rato largo. Hacía como diez años que no nos veíamos. A (Sergio) Gramática me lo crucé un día y fuimos a almorzar. No pactamos citas ni nada, cada uno hace su vida. La vuelta del grupo no es algo que me desvele, pero nunca hay que decir nunca jamás”, admitió.

   Pil vive en Perú desde hace 12 años, pero pasa mucho tiempo en la Argentina. Su relación con la escena del rock nacional actual, sin embargo, es distante. “De lo que escuché últimamente no me interesó nada. Me parece que falta rock. Hay muchas bandas de Uruguay, y no lo digo despectivamente. Es otro tipo de música. Cada generación tiene una inclinación diferente. Y yo ahora no entiendo bien lo que está pasando”, disparó. En su casa prefiere escuchar a las “bandas punk de siempre” y también a Bruce Springsteen, a quien descubrió hace poco. “Me gusta escuchar discos. No me gusta escuchar música en un celular o en una tablet. Ahí la música parece una cosa descartable. Y escuchar discos es todo un ritual”, aseguró.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS