Edición Impresa

Siete meses de ansiedad

Viernes 24 de Abril de 2009

Tal la costumbre de los jugadores paraguayos de Newell’s, son los últimos que se van del entrenamiento. Esta vez Ernesto Cristaldo los esperó a él y a Salcedo, obvio con termo y mate en mano, y fue el que puso el auto para ir y venir de Bella Vista. Y debió esperar además, que Alejandro Da Silva les dedicara unos minutos a los medios para dar sus impresiones sobre la gran oportunidad que se le presenta.

"Sabemos que el entrenador lo puede decidir a último momento, pero la posibilidad está. Estoy con muchas ganas y muchas expectativas e ilusión de poder estar", dijo el paraguayo, que no lo quiere aventurar pero se ve adentro de los once.

—¿E imagino que con mucha ansiedad también?

—Claro. Imaginate que hace siete meses que no juego. Por eso, tener la chance de jugar es muy importante para mí, pero lo tomo con tranquilidad. Estoy haciendo bien las cosas y trabajo para jugar.

—¿La esperabas ya esta chance?

—Siempre trabajé para estar a disposición del entrenador. Obviamente al llevarme a concentrar, al hacerme entrar en los últimos partidos ve que puedo jugar. La confianza la tengo.

—¿Qué tan cerca estás del mejor Da Silva?

—Eso te lo darán los minutos de juego. Tengo pocos en cancha, jugué en reserva (4 partidos, sin goles) y practiqué con el grupo pero no es lo mismo. Igual, lo tomo con calma. Sea cual fuere la decisión del técnico, lo importante es que estoy de vuelta y para mí es lo fundamental.

—Es un momento raro el del equipo. Juega bien pero no gana.

—En los dos últimos partidos el sabor fue agridulce, porque el juego está, las situaciones se crean, la actitud es positiva pero lamentablemente no ganamos, pese a que lo merecíamos.

—¿Conocés bien a Armani?

—En la práctica me sentí bien con él. Nunca jugué con él pero es un excelente delantero.

—¿La idea es moverte más por afuera?

—La idea es jugar en mi posición, bien de punta. Lógicamente el tiene más la característica de centrodelantero, así que habrá que buscar espacios, con diagonales, moverme siempre y dejarles lugar a mis compañeros.

—¿Te sorprendió estar en la práctica? Se mencionaban más otros nombres.

—No sé si me sorprendió. Yo trabajo para que me consideren.

—El equipo tiene obligaciones de ganar y si lo hacen en La Plata es una buena prueba para tener continuidad.

—Si se confirma, sí. Pero la obligación de ganar la tenemos todos y ojalá se pueda revertir la racha.

—Con algún gol feo de los tuyos, como decía Caruso.

—(Risas) Lo importante es que entre.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario