Edición Impresa

Siete jóvenes denunciaron haber vivido un calvario en una comisaría

Seis chicas de entre 12 y 18 años y un adolescente de 17 denunciaron ayer en los Tribunales provinciales que fueron víctimas de un brutal trato de parte de personal policial del Comando...

Viernes 30 de Agosto de 2013

Seis chicas de entre 12 y 18 años y un adolescente de 17 denunciaron ayer en los Tribunales provinciales que fueron víctimas de un brutal trato de parte de personal policial del Comando Radioeléctrico y de la comisaría Nº 14, en el marco de un procedimiento en el que, aseguran, hubo agresiones físicas y verbales. Según remarcaron, fueron golpeadas durante una requisa, obligadas a desnudarse y a estar paradas durante ocho horas dentro de la seccional. Una de las víctimas, que padece diabetes, sufrió una descompensación y debió ser internada. "Yo te rompo toda la cabeza, no me importa si voy a juicio", dicen que les vociferaba con impunidad una mujer policía.

La denuncia que radicó ayer el padre de una de las adolescentes ante la Fiscalía de la Unidad de Información y Atención de Víctimas y Denunciantes, sacó a la luz un procedimiento policial irregular que ahora será investigado ante la probable comisión de delitos graves, como vejación, abuso de autoridad, privación ilegítima de la libertad y apremios.

El escrito que subscribe Marcelo R., papá de Bianca (13), relata las amargas horas que pasó su hija la madrugada del domingo 25 de agosto junto a sus amigas Julieta S. (14), Carla S (12), Yamila F. (17), María F.C (18), Verónica G. (14) y Ezequiel R. (17) luego de festejar un cumpleaños en la cantina Divina Greta (Mendoza 5050).

Según la reconstrucción que hicieron las víctimas, decidieron salir del local cerca de las dos de la mañana tras una discusión que mantuvieron en el baño con otros jóvenes. Y caminaron hacia la zona de las Cuatro Plazas (Mendoza y Provincias Unidas), donde los interceptó personal del Comando Radioeléctrico y de la comisaría Nº 14 (Marcos Paz 6650), con jurisdicción en la zona.

Mientras eran requisadas por agentes masculinos, otros policías del Comando acusaban a Yamila de portar un elemento cortante. Bianca contó que las arrinconaron contra un portón y las golpearon, les tiraron del pelo, y un policía las golpeó "en las piernas con las rodillas".

El procedimiento prosiguió cuando las seis chicas y su amigo fueron trasladados en tres patrulleros a la seccional 14. En esa dependencia las obligaron a desvestirse, incluso a quitarse la ropa interior, aros y anillos. Como una de ellas se demoró, los policías les dijeron que les iban "a sacar los aros con una pinza".

El peor momento lo pasó María F., una chica diabética que, como el resto de sus amigas, estuvo sin ropa y parada durante varias horas. En esas condiciones sufrió una descompensación cerca de las 7 de la mañana, en medio de agresiones que no cesaban y con golpes en la espalda porque sentía ganas de vomitar.

"Estaba doblada en el piso, pálida y temblaba", relató una de sus compañeras, quien la vio vomitar sangre mientras los policías le decían: "Vomitá, total lo van a limpiar tus amigas". La chica presentó un cuadro complicado y finalmente fue trasladada al Hospital Carrasco.

Los jóvenes contaron detalles sobre el trato humillante de las que fueron blanco de parte del personal femenino de la policía: "Yo te rompo toda la cabeza, no me importa si voy a juicio", dicen que lanzó una oficial con impunidad. Otra directamente las tildó de "negras villeras". Mientras que un policía las calificó de "negras, sucias, mugrientas".

Cerca de las 11 de la mañana el resto del grupo siguió soportando el trato extremo de los empleados policiales. Según la denuncia, una de las policías le decía a Carla que no llorara porque la iba a hacer "llorar más", mientras le aplicaba un golpe en el rostro. A esa hora recién les avisaron a los padres que las fueran a retirar.

El fiscal de atención de Víctimas, Carlos Corbella, ya solicitó la apertura de sumario al juez de Instrucción Nº 11, Hernán Postma, y le sugirió que adelante pericias médicas y testimonial de las víctimas, que se convoque a declaración informativa al personal policial involucrado, y se de intervención a la División Judiciales de la UR II a fin de que se constituya en la comisaría Nº 14 para constatar el libro de guardia y las actuaciones del día del hecho.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS