Edición Impresa

Siderar hace punta en las inversiones del acero

Inauguró una nueva máquina de colada continua, en la que desembolsó 290 millones de dólares. Ola de anuncios en el sector.

Viernes 28 de Marzo de 2014

Ternium Siderar inauguró ayer la máquina de colada continua que, luego de una inversión de 290 millones de dólares, elevará la capacidad de producción de acero de la planta de Ramallo de 2,8 millones de toneladas anuales a 3,3 millones de toneladas.

El acto fue presidido a través de una teleconferencia por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, mientras que en el complejo General Savio estuvo presente el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido. Por la compañia, estuvo el presidente del grupo Techint, Paolo Rocca, el CEO de Ternium, Daniel Novegil, y el director general de la firma, Martín Berardi.

En un año de desaceleración de la producción industrial, con el sector automotriz traccionando hacia abajo, la actividad siderúrgica, que creció 17 por ciento en febrero, viene amortiguando los índices fabriles que difunde el Indec. Y ofreciéndole, además, a Cristina, un yacimiento de anuncios. A la obra inaugurada ayer por Ternium Siderar, que forma parte de un plan de desembolsos de 830 millones de dólares para el período 2012-2014, se suman los proyectos que pusieron en marcha Acindar y Sipar Gerdau.

La firma de Villa Constitución presentó el último trimestre del año pasado un plan para construir un nuevo tren de laminación de 578 millones de pesos, que le permitirá desarrollar nuevos productos para la construcción y liberar capacidad para participar en la sustitución de importaciones en la industria automotor.

El miércoles, Cristina participó, también a través de una teleconferencia, del inicio de las obras de construcción de la nueva acería de Sipar Gerdau, por unos 1.500 millones de pesos. El proyecto está destinado a integrar la producción de la laminadora de Pérez, convirtiéndola también en productora de acero.

En noviembre del año pasado, durante la conferencia anual del acero, los directivos del Instituto Argentino de Siderurgia vaticinaron un crecimiento moderado de la economía para 2014 y una mejoría en el consumo de los países centrales. Otra atracción es la demanda potencial que el mercado latinoamericano ofrece debido a un bajo consumo promedio de acero respecto del mundo y los planes de sustitución de importaciones en las fábricas "aguas abajo".

Paolo Rocca, presidente Techint, aseguró que en 10 años el consumo anual per cápita de acero en el país pasó de 93 toneladas a 122, con un consumo total que subió un 40 por ciento, de 3,6 millones de toneladas a 5,1 millones de toneladas anuales. Subrayó que en la participación de la industria en el PBI de Argentina se mantuvo en el orden del 18 por ciento, pero que "en otros países de la región que priorizaron la producción agropecuaria", el peso relativo del sector manufacturero en la economía cedió.

Por eso subrayó la necesidad de "preservar la actividad industrial como motor del progreso económico y social del país". El líder de Techint destacó la inversión en el nuevo proceso de colada continua de desbastes de acero, a través del cual se procesará gran parte de la producción de Siderar. La nueva máquina significa, dijo, un "salto tecnológico sustancial", que permitirá acompañar "una demanda creciente y más sofisticada".

Además de aumentar la capacidad de producción, ampliará la gama de productos tanto para ofrecer en el mercado interno como en la exportación. Por ejemplo, se podrán producir aceros de muy bajo contenido de carbono para superficie expuesta, demandados por la industria automotriz y la línea blanca, y aceros de muy alta limpieza interna demandados por la industria petrolera y de transporte.

El ministro de Planificación, durante el acto, subrayó que "este acero será parte del proyecto de explotación del yacimiento de vaca muerta, de donde a la vez saldrá el gas necesario para aumentar la producción". El consumo de gas de la planta de Ramallo es similar al de Rosario.

La obra inaugurada ayer demandó 20 meses de trabajos, con la ocupación de 1.200 trabajadores. "En los próximos años seguiremos invirtiendo montos similares en nuevas líneas de valor agregado", señaló Paolo Rocca.

Aportes

La presidenta Cristina Fernandez de Kirchner anunció que en 2015 Argentina tendrá 400 parques industriales. Hizo el anuncio al entregar el certificados  de aportes no reintegrables. La jefa de Estado adelantó asimismo que a partir de ahora se elevará de  600.000 a 3 millones de pesos el aporte no reintegrable a los parques industriales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS