Edición Impresa

Sheryl Crow emprende un largo viaje hasta el corazón del country

La cantante habló de su nueva vida en Nashville y de la particular gira que realiza por las radios. En septiembre vuelve a las bateas con el álbum "Feels Like Home", en el que trabajó junto a músicos del tradicional género estadounidense.

Lunes 22 de Julio de 2013

Desde hace varios meses Sheryl Crow viene subiendo a sus pequeños hijos a un colectivo para llevarlos a una gira por las radios de música country de Estados Unidos. Ha visitado a DJs, directores de programación, se ha presentado en vivo y después ha regresado al colectivo para viajar de nuevo durante varias horas por la ruta. "Es lo más orgánico que he hecho en años", aseguró la cantante.

Una nota escrita a mano por Loretta Lynn que le pedía a Crow que se presentara con la reina del honky tonk en los premios de la Asociación de Música Country de 2010 hizo que comenzara el viaje de la cantautora de 51 años rumbo al género musical. Su single "Easy" ya está sonando en las radios country y lanzará su primer álbum con tendencia country, "Feels Like Home", el próximo 10 de septiembre.

Nadie tiene éxito en la música country sin acercarse a la radio, y por eso surgieron los viajes. La mayoría de las superestrellas del country comenzaron así y Crow —a 20 años de haber lanzado su disco debut, el multiplatino "Tuesday Night Music Club"— no pensó que fuera la excepción, sin importar cuántos millones de discos hubiera vendido.

En la ruta. El primer día de su gira por las radios llegó a los principales mercados como Knoxville, Atlanta, Orlando y algunas estaciones privadas en ciudades más pequeñas. Tres estados en un día, eso es country. "Digo que es divertido, pero es lo más difícil que he hecho en mi vida", dijo Crow. "Porque estar en el colectivo y sólo sentir la gratificación de tocar unas pocas canciones, y después manejar otras dos horas y tocar más canciones es muy difícil, pero también es genial. Me siento bienvenida en todas partes", afirmó.

"Feels Like Home" también es una marca simbólica en su vida personal. El título puede referirse a su nueva vida en Nashville, a donde se mudó hace siete años después de luchar contra un cáncer de mama (ver aparte). Desde entonces ha adoptado a dos hijos, Levi y Wyatt, y ha encontrado su lugar en la comunidad creativa. Sus hijos van a la escuela con los hijos de otros artistas y todos se ven en la iglesia. "Es idílico. Y además es genial porque puedo bajar del avión y no hay paparazzi", agregó entre risas.

Uno de los puntos más molestos en su relación con los periodistas han sido las preguntas persistentes sobre su ex novio Lance Armstrong y los detalles que supo durante su relación con el ciclista caído en desgracia, que recientemente admitió haberse dopado. La cantante hizo unas pocas declaraciones en una entrevista en el programa "Entertainment Tonight" cuando él reconoció haberse dopado, pero desde entonces no ha hablado del tema y dijo que no lo volverá a hacer.

"Lo único que puedo decir de Lance es que su historia es completamente suya y no tiene nada que ver con mi vida, así que no hablaré de eso", dijo Crow. "Me hicieron una pregunta en un programa de televisión y creo que me tomaron desprevenida, pero creo que de alguna manera la respondí y eso es lo que puedo decir. Realmente no tiene nada de relevancia, y lamento que la gente quiera seguir relacionándome con eso, que no tiene importancia en mi vida", aseveró.

En la actualidad su vida se trata más de mezclarse con los demás, algo que puede hacer en Nashville. Y la cantautora llevó el estilo de vida de la ciudad de la música al estudio. Las 12 canciones de su álbum fueron creadas con otros compositores, algo que no había hecho antes. Llamó a su viejo amigo Jeff Trott, trabajó con compositores de Nashville e incluso convocó a Brad Paisley, una de las estrellas del country actual, para que coescribiera "Waterproof Mascara". "Hice que Brad Paisley escribiera una canción para chicas sobre una madre soltera", dijo emocionada.

En Nashville, Crow lleva a su hijo Levi, de 3 años, a su clase de gimnasia. No le preocupa el maquillaje o encontrar miradas indiscretas y puede ir al supermercado cuando quiera. "Sólo cuando me mudé aquí me di cuenta qué comunidad tan sorprendente es ésta", comentó. "Es lo que me había hecho falta toda mi carrera: la sensación de estar sentada con una guitarra y tener a la gente escuchando mis canciones y las canciones de los músicos que más nos influyeron", concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario