Edición Impresa

Separan del cargo al secretario del magistrado acusado de estafas

El máximo tribunal decidió apartarlo de sus funciones. Firmó oficios falsos para desviar fondos judiciales inmovilizados.

Martes 08 de Abril de 2014

Como ocurrió con el magistrado Alejandro Martín, ya apartado del cargo a través de un jury, ahora la Corte Suprema de Santa Fe decidió separar formalmente de sus funciones al secretario del Juzgado Civil y Comercial Nº 17 de Rosario, dependencia en la cual los dos funcionarios, junto a un grupo de abogados y un martillero, fueron procesados y quedaron al borde de un juicio por desviar fondos judiciales inmovilizados del Banco Municipal.

En el acuerdo del 18 de marzo pasado, los ministros de la Corte Suprema resolvieron la delicada situación de Ricardo Lavaca, el secretario del ex juez.

Ambos fueron imputados junto al martillero Oscar Kovalevski y los abogados Luciano García Montaño y Jorge Heter (los dos últimos condenados en un proceso abreviado) de generar juicios ejecutivos falsos para absorber fondos judiciales inmovilizados del Banco Municipal de Rosario (ver aparte).

Lavaca también fue procesado en la causa penal como integrante de la asociación ilícita, pero estaba en suspenso el sumario administrativo que instruyó la Corte respecto del plano disciplinario integrante del Poder Judicial.

En el acta acuerdo Nº 10 del 18 de marzo, los ministros Rafael Gutiérrez, Daniel Erbetta, María Angélica Gastaldi, Roberto Falistocco, Eduardo Spuler y Mario Netri sellaron la suerte del empleado.

En el dictamen, detallaron que el funcionario firmó y remitió "reiteradamente", sin ejercer control, oficios al banco para absorber los expedientes de otros juzgados con el fin desviar los fondos, que libró órdenes de pago "inexplicablemente fraccionadas" en sus montos y que incurrió en un descuido manifiesto en la entrega y devolución de expedientes.

Además, los ministros lo hallaron culpable de "desatender el movimiento de la oficina a su cargo", permitiendo que pudieran "producirse hechos de importante trascendencia institucional, que omitió exigir a los profesionales intervinientes en las causas el pago de los aportes a la Caja Forense y a la Caja de Jubilaciones y que suscribió pagos por "gastos de remate" y "diferencia de gastos de subasta" por conceptos que no se habían registrado en las causas motivo de la investigación, entre otras graves irregularidades

En una extensa resolución que se vale de la ley orgánica de tribunales y del Código Civil, entre otras normativas que rigen la tarea de los funcionarios, y de pruebas irrefutables (órdenes de pago y oficios rubricados por Lavaca en los falsos expedientes), se concluyó que la cantidad, entidad y trascendencia de las faltas disciplinarias comprobadas "justifican sobradamente" la conclusión de que el empleado desarrolló "un comportamiento que provocó una seria perturbación al Poder Judicial".

Por eso, el máximo tribunal santafesino entendió que ese comportamiento puede ser calificado como "falta grave, habilitante para requerir al Poder Ejecutivo su destitución".

Martín, en tanto, fue proceado como coautor de los delitos de estafas y defraudaciones, falsificación de instrumento público, integrante de la asociación ilícita y prevaricato.

Procesamientos bajo observación

Las estafas denunciadas ante la Corte por el Banco Municipal generaron un expediente penal en manos de la jueza de Instrucción Mónica Lamperti y el impulso del fiscal Carlos Covani. Mientras que dos abogados fueron condenados en un proceso abreviado, el juez Alejandro Martín, su secretario Ricardo Lavaca y el martillero Oscar Kovalevski fueron procesados por distintos delitos. Las apelación a esos procesamientos está bajo observación de la Cámara Penal de Rosario.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario