Edición Impresa

Sentido común y de pertenencia: Maxi Rodríguez no dudó y se queda en Newell's

La Fiera seguirá vistiendo la camiseta rojinegra a pesar del interés de Boca Juniors. No es la primera vez que rechaza ofertas. Hace poco les dijo no a los millones de Cruzeiro.

Jueves 28 de Abril de 2016

No en vano lleva los colores en la piel. Se queda en casa. Es más, nunca dudó, no agarrará el bolso para mudarse. Su hogar, dulce hogar, tiene nombre y apellido: Newell's Old Boys. Maxi Rodríguez le puso punto final a la gestión que inició Boca para ver si podía llevarse ya al capitán y máximo emblema leproso. Incluso hasta la dirigencia salió ayer mismo a calmar las aguas de la ansiedad e incertidumbre, que generó una especie de taquicardia en cada alma rojinegra, y afirmó que la Fiera no se moverá del Parque. Aunque el dato saliente es que esta no fue la primera vez que el volante ofensivo aplica la ley que le dicta el corazón. En diciembre pasado rechazó una oferta millonaria de Cruzeiro porque no quería bajarse del barco, ya que cuando pegó la vuelta de Liverpool lo hizo con la única intención de instalarse en el club que lo formó hasta que llegue el momento de colgar los botines, pese a que en el fútbol todo puede cambiar de la noche a la mañana.

La clase que tiene Maxi no se consigue en todos lados. Como Fernando Gago se volvió a lesionar el tendón de Aquiles, Boca salió a buscarle un reemplazante inmediato. Y uno de los apuntados por el entrenador Guillermo Barros Schelotto fue la Fiera. Por eso la directiva xeneize se comunicó con el presidente en ejercicio Jorge Ricobelli. La charla fue girando en varios temas porque estaba más que claro que desde el Parque no había intenciones de desprenderse del emblema.

Pero ayer todo quedó en la nada misma. "Sólo quiero confirmar que luego de hablar con la gente de Boca y Maxi coincidimos en que seguirá en el club", fue la respuesta más saliente que brindó Ricobelli en Bella Vista. "En principio era por los partidos de la Copa Libertadores, pero era inviable", acotó con orgullo y cierto alivio a la vez porque, en caso de que la historia hubiese sido distinta, el panorama político podría haberse alterado de manera significativa, máxime con las elecciones en el horizonte.

Mientras que del lado del jugador sólo hubo una postura en todo momento. Seguir en Newell's. Por eso desde el club argumentaron que el volante estaba al tanto de la situación, pero le agradecía a la parte interesada aunque priorizaba en estos momentos a Ñuls. En realidad fue un nuevo gesto de sentido común, que muchas veces suele escasear en todos los aspectos. La Fiera se dejó guiar por el fuerte sentido de pertenencia que tiene hacia la institución que lo moldeó desde pibito hasta lanzarlo al frenético mundo del profesionalismo.

Lo de Maxi no llama la atención. El loable gesto lo sigue engrandeciendo. En diciembre pasado desde Brasil le pusieron sobre la mesa un contrato por dos años con números exorbitantes para el fútbol argentino. Le ofrecieron tres millones de dólares para que se ponga la casaca de Cruzeiro sólo por dos temporadas. Le dijo que no de manera rotunda. Está más que claro que por su cabeza sólo pasa, al menos por ahora o con esta dirigencia, defender los colores que aprendió a amar desde que comenzó a patear.

Cómo habrá tenido en vilo este tema a los que habitan el mundo leproso, que incluso ayer mismo el entrenador Osella hizo un paréntesis para referirse al caso que tuvo a su capitán como principal protagonista de las noticias deportivas a nivel nacional. "Es un enorme futbolista. Tengo además la satisfacción y la tranquilidad de que se va a quedar con nosotros. Tiene un sentido de pertenencia hacia la institución muy grande", declaró sin dudar. "Es un referente. Un líder que en estas acciones muestra de cuerpo entero lo que es y lo que siente. Es un alivio muy grande que se quede", acotó el entrenador rojinegro.

En definitiva, Maxi seguirá en su casa. Por ahora viene rechazando todo lo que le ofrecen sin dudar, pese a que tuvo algunos argumentos personales para pegar el portazo con total razón. No hay dudas de que habla con acciones concretas y muestra un enorme respeto por el club. Por eso, es para seguir disfrutándolo con estos colores. Al menos por un tiempito más.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario