Edición Impresa

Sensaciones de la calle

Viernes 11 de Abril de 2014

Juan

Comerciante

Es bueno que haya presencia de Gendarmería y de la Prefectura en las calles de Rosario. Yo tengo una gomería sobre Ayacucho y nunca me pasó nada, pero veo cómo roban todo el tiempo, y los ladrones son pibes cada vez más chicos que no tienen conciencia o están drogados, que apuntan con un arma o un cuchillo. Con esta presencia de uniformados por lo menos el ciudadano común anda más tranquilo.

Andrea

Comerciante

Yo tengo un negocio en San Martín al 4600 y fuimos blanco de robos muchas veces, una vez bastante violento y con armas. Me parece bárbara la presencia de gendarmes y de efectivos de la Prefectura en las calles de Rosario, esperemos que sirva de algo. En esta zona debería patrullar más la policía durante el día, porque los robos son a toda hora. Y se repiten los arrebatos de carteras. 

Eugenio

Remisero

Hubo 89 allanamientos y 25 detenidos. Si me preguntás por el resultado de ese gran operatuvo te diría que parece que no pasó nada. Y aunque la gendarmería y la Prefectura vinieron por el tema de la droga, está bueno que ganen el territorio del que se fueron apoderando los narcos. Uno anda con terror mientras trabaja. Quiero salir a la calle y estar tranquilo. Por eso me parece que está bien lo que sucedió.

Marcelo

Remisero

Con la llegada de los gendarmes uno se siente protegido. Antes había zonas complicadas, como el sur o el noroeste. Pero ahora te roban en todos lados de la ciudad y a toda hora. Cuando te parás con el auto hay que tener mucho cuidado. A mi hijo le robaron dos motos, y eso que vivo en Paraguay y Garibaldi, una zona donde históricamente no pasaba nada. Así que estamos conformes con la llegada de Gendarmería.

Claudio

Empleado

Me parece perfecto que hayan llegado Gendarmería y Prefectura y se queden a patrullar las calles. La situación  está complicada. Yo soy casado y tengo hijos. Y cuando vuelvo de trabajar todos los días con el auto a las 10 de la noche, tengo que mirar para todos lados para evitar que me roben. Además, ahora ya no te asaltan y nada más, directamente te pegan un tiro. Así es muy difícil vivir en el barrio.

 

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario