Edición Impresa

Senatore: "En Los Pumas somos los quince guerreros"

No había lugar para reproches. El sábado, lo más importante para Los Pumas no pasaba por el resultado en sí, sino por lo que el equipo tenía que demostrar y demostrarse.

Lunes 26 de Agosto de 2013

No había lugar para reproches. El sábado, lo más importante para Los Pumas no pasaba por el resultado en sí, sino por lo que el equipo tenía que demostrar y demostrarse. Justamente así lo vio Leonardo Senatore. El rosarino también coincidió con que era una parada difícil, por el rival y los antecedentes que eran prácticamente condenatorios. Pero la dignidad no se negocia y Los Pumas ganaron ese partido interior que le devolvió confianza e hizo renacer el idilio con su público. La receta para renovar su alicaída imagen fue volver a las fuentes y a mostrar actitud, como la que lució Senatore, el único rosarino en cancha en la revancha ante los Springboks. El octavo mens sana, quien fue parte de una tercera línea muy activa, no esquivó el tackle y siempre fue un apoyo importante en los reagrupamientos. También fue incisivo a la hora de atacar.

A la hora de analizar la serie, el forward destacó: "En Sudáfrica nos mató el ambiente. Ellos festejaban el día de Mandela, había mucha gente y nosotros estuvimos muy dispersos. La actitud no fue buena y me incluyó. Fue como que en el primer partido estuve ausente", dijo en una fuerte autocrítica.

"En Mendoza, en cambio, tuvimos una actitud positiva todo el tiempo. Cambiamos la cabeza. Recuperamos esa actitud, ese compromiso, esas ganas de jugar. Por eso estamos tristes, porque era una buena oportunidad para llevarnos el primer triunfo en este torneo, pero no se dio. Creo que este es el camino y seguimos aprendiendo", sostuvo.

—¿Qué aprendieron el sábado?

—Que no hay que bajar ni un minuto la intensidad ni la agresividad. Que hay que perderle un poco más el respeto, tanto a Sudáfrica como a Australia o Nueva Zelanda. Se les puede jugar y también ganar.

—Con una buena obtención, ¿Los Pumas son un equipo de temer?

—Cuando tenemos la pelota y atacamos generalmente hacemos daño. Hoy (por el sábado) se notó que cuando hicimos varias fases pudimos quebrarlos. Tenemos jugadores que individualmente son muy buenos y que rompen la línea de ventaja, pero aún así debemos seguir mejorando.

—En Sudáfrica mostraron una cara y en Mendoza otra. ¿Para qué está este equipo?

—Para lo que vimos acá, sin dudas... Está para cagarse a palos, para dejar todo, para defender esta camiseta a muerte como lo hicimos siempre. Tenemos que seguir mejorando en el juego porque cometimos muchos errores, pero hay que hacerlo sin dejar de lado que nosotros somos quince guerreros y no somos mejores que nadie. No hay que creérsela y seguir por este camino que es lo que nos hizo bien y seguramente con el tiempo nos va a traer aparejado algún triunfo.

—¿El try tempranero de Leguizamón ayudó para agarrar confianza más rápido?

—Sí. Es un movimiento que hicimos en la semana y que por suerte terminó bien. Eso nos hizo dar cuenta de que cuando ejecutamos la cosas de buena manera y tenemos pelotas de calidad podemos lograr quebrar a cualquier equipo.

—Quedaste metido en una jugada polémica con un rival y los sudáfricanos quieren rever el tema de una mordida que te involucra y que quedó en la nada porque no hubo conexión entre el árbiro y el TMO. ¿Qué pasó en ese hecho en particular?

—Me tenía medio agarrado de la boca y del cuello, apretándome... Traté de no hacer nada porque sé que generalmente nos miran más a nosotros que a ellos, así que me quedé en el piso. Eso está en la filmación, así que estoy tranquilo.

—¿Creés que si el árbitro hubiese sido más equilibrado el resultado hubiera sido distinto?

—Creo que en este tipo de torneo nos va a costar adaptarnos, tanto a nosotros como a los árbitros y a los rivales. Seguramente el árbitro se puede equivocar pero nosotros tenemos que seguir por el mismo camino. Si se equivocó esperemos que en la próxima no lo haga. Nosotros tenemos que seguir aprendiendo y ser un equipo disciplinado. Por ejemplo en la revancha hicimos pocos penales, pero para ganar tenemos que seguir bajando el número.

—Fue llamativo que el equipo tuviera reacción sin varios referentes en el equipo.

—La ausencia de líderes como Corcho (Fernández Lobbe) o Pato (Albacete) se nota en el funcionamiento del equipo. Pero este equipo demostró que tiene mucho amor propio y que pese a todo sale adelante. Tuvimos muchas bajas, es cierto, pero eso nos hizo dar cuenta de que unidos podemos lograr cosas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS