Edición Impresa

Seis de cada diez docentes de colegios privados rosarinos padece de estrés

Una encuesta realizada por el Sindicato Argentino de Docentes Particulares (Sadop), que además detectó que los mismos dictan clases en aulas superpobladas de alumnos

Sábado 04 de Mayo de 2013

Cursos superpoblados y docentes sobrecargados de tareas, fatigados y desanimados. Esa podría ser la foto de un día de clases en un colegio de gestión privada, o al menos es lo que revela la primera encuesta sobre las condiciones y medioambiente de trabajo realizada por el Sindicato Argentino de Docentes Particulares (Sadop). Allí, siete de cada diez educadores consideró al cansancio su principal malestar y el 60 por ciento dijo padecer estrés. Atrás quedaron las afonías o problemas en las cuerdas vocales, históricamente emparentados con la profesión docente.

   “Conocernos más para trabajar mejor” es el nombre del trabajo que se desarrolló entre julio y septiembre del año pasado en 888 establecimientos privados de todo el país, abarcando a 4 mil maestros y profesores. Sus resultados están expresados a nivel nacional pero “reflejan en forma certera la realidad de los colegios privados del sur de la provincia”, dijo el titular de Sadop Rosario, Martín Lucero.

   De la pata local de la investigación participaron los docentes de 80 establecimientos del sur provincial, una décima parte de los 840 colegios santafesinos donde trabajan 22 mil docentes titulares y estudian 230 mil alumnos.

   El relevamiento pretendió trazar un diagnóstico de la realidad de docentes privados. “No sólo nos propusimos saber cómo se trabaja en cada establecimiento o la carga horaria que sostiene cada docente, sino también cómo están y cómo sienten su tarea, para contar con un material de rigor científico que nos permita discutir tanto con los empleadores como con los funcionarios del gobierno sobre cómo mejorar las rutinas y ambientes laborales”, apuntó Lucero.

 

Toda una tarea. Y de esto hablan los resultados de la investigación que alcanzó a docentes, varones y mujeres, del nivel primario y secundario; la mitad con una antigüedad de hasta 10 años, un 30 por ciento con hasta 20 años de docencia y el resto con más de 20.

   De este universo, la mayoría de los maestros primarios trabaja en la misma escuela, mientras que los profesores del secundario reparten su tiempo entre dos. La media de los maestros tiene dos cursos a cargo y los profesores siete que, en total, suman 61 y 199 alumnos respectivamente. Y de allí surge el primer dato llamativo de la encuesta, cada sección tiene en promedio entre 30 y 35 alumnos, “un número grande ya que se considera que para lograr un proceso de enseñanza aprendizaje óptimo no debe haber más de 20 o 25 alumnos por curso”, sostuvo Lucero.

   Quizás por esto, los educadores señalan que estar toda la clase de pie o forzar la voz sean las principales exigencias físicas de su trabajo. Mientras que la excesiva responsabilidad o la necesidad de cumplir tareas en tiempos determinados aparecen como los primeros factores de carga mental.

   Y si bien casi el 90 % asegura establecer una relación afectiva con sus alumnos, también el 59 % reconoce que “siempre o a veces” la cuesta mantener la disciplina.

El contexto. Para Lucero esta presión relacionada con problemas de los alumnos o sus familias, traducidos en situaciones de violencia o de adicciones que rodean el hecho educativo, guarda estrecha relación con el malestar docente. “Los docentes reclaman la necesidad de un trabajo interdisciplinario o la intervención de psicólogos”, advirtió.

   Así, de la encuesta se desprende que más del 35% de los educadores de ambos niveles tuvo disfonías o afonías en el último año, mientras que el 65% padece estrés. El secretario general del Sadop Rosario remarcó que este tipo de padecimientos “habla a las claras de las condiciones de trabajo” y advirtió que “gran parte de estos padecimientos se relaciona con que el docente no se encuentra contenido porque se le presentan problemas para los que no necesariamente tiene respuesta”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS