Edición Impresa

Seguridad y ciudadanía

La inseguridad es un negocio y un problema cuya solución depende de decisiones políticas.

Miércoles 15 de Noviembre de 2017

La inseguridad es un negocio y un problema cuya solución depende de decisiones políticas. La diferencia entre mafia y organizaciones criminales es que las organizaciones criminales son un grupo de personas que van a cometer acciones delincuenciales para obtener riquezas. Las mafias son diferentes porque nunca actúan sin conexión con la política, con el mundo de la economía, de la información y con todo lo que pueda facilitar y favorecer sus actuaciones. Los negocios de las mafias traspasan las fronteras de los países. La mafia no puede actuar sola sin otra característica importante: la corrupción. La mafia y la corrupción son dos caras de la misma moneda. La narcocriminalidad es un segmento de las mafias y forma redes de negocios que tienen cierta resiliencia, no existe el "crimen organizado" como estructura piramidal, como puede ser en una empresa. Cuesta mucho comprender que el Estado participa del negocio criminal. No existe un Estado ausente, por el contrario existe un Estado presente que participa de un negocio ilícito, corrupto, a costa de muertos en democracia. Las personas que trabajan en el Estado deberían realizar un rol institucional solamente pero existen muchas que además de ese rol participan de redes criminales, o sea que cumplen una doble función. Las ganancias extraordinarias del negocio narco hacen que se convaliden los crímenes que no modifican la gobernabilidad, o sea "crímenes tranquilos". Mientras sucedan por disputa de territorio la gobernabilidad no está en peligro porque el común de la sociedad naturaliza que la disputa puede terminar de esa manera. La fuerza policial es el actor principal, quien maneja la calle, el territorio. Existe un doble pacto entre la policía, los gobernantes y los criminales. Dice Marcelo Saín, ex director de la Escuela Nacional de Inteligencia: "Cuando el gobierno delega a la policía la gobernabilidad de la seguridad y le da autonomía para gestionar el territorio, le da consentimiento a que lo pueda hacer en forma ilegal. La policía le permite, a través de este pacto, apaciguar la crisis, moderar la violencia, tener una criminalidad soterrada y no un problema político. Un equilibrio dinámico que se quiebra en ciertas coyunturas, cuando los sectores criminales entran en disputas que no pueden contenerse o cuando sectores policiales compiten por la regulación". "En Rosario, en diez años llevaron un negocio barrial a uno casi regional. El pacto inicial entre comisaría del lugar y el núcleo original de Los Monos se vio quebrado por la expansión del negocio narco. Eso se conjuga con una disputa entre distintos sectores de la policía para ver quién se quedaba con el botín y el monopolio de regulación. Así se ve como Los Monos establecen vínculos, información, provisión de armas y logística en sectores diversos. Esto es el estallido de una regulación anterior que tenía que ver con acuerdos entre la Justicia de Rosario, el PJ y el narcotráfico. En Rosario hay una rearticulación de esos actores originales que Los Monos y sus desafiantes pusieron en crisis". Esto no supone que todos los actores de la administración pública avalan los emprendimientos criminales. Pero sí que éstos se despliegan en base al amparo de oficinas estatales. Los ejemplos no son esporádicos sino rutinarios. De esta manera podemos diferenciar a los criminales a tiempo completo, aquellos que están en territorio y los que con ayuda de la corrupción participan de acciones delictivas, llamados de cuello blanco y guante blanco. Esta fotografía de nuestra Rosario, y por qué no de nuestra Argentina, tiene como estructura el doble pacto gobernantes-policías, criminales-policías con la principal característica que aceita las relaciones establecidas: la corrupción. La pregunta es: ¿qué hacemos?
Enrique Rubén Bertini
"el papá de Mariano"

N. de la R: Mariano Bertini tenía 22 años y en agosto de 2014 bajó de su habitación para abrirle el garaje a su padre. Los atacaron dos maleantes y uno de ellos mató a Mariano.


Por otros ciento cincuenta años más
Pensar que aprendí a leer con La Capital. Lo primero que me enseñó a leer mi padre a los cuatro años, sentada sobre su falda a una mesa de la chopería, fue la expresión "La Capital". De allí en más, buscaba dentro del diario palabras con las sílabas que componen el nombre y conocía otras nuevas que conformaban otros vocablos. Luego las recortaba y empezaba a armar oraciones. Para La Capital, éxitos y para los que les toque sostenerla, ánimo para seguir adelante.
Helga Ehret

Viernes 17 de noviembre, Día del Verdulero
Hay dos factores fundamentales en esta profesión: primero, los verdulerías hacemos un gran sacrificio, trabajamos 10, 12, 14 hora por día, y los domingos hasta las 14. Segundo: vamos a los mercados, a los proveedores, aproximadamente 100 productos que llegan de distintas partes geográficas del país. De acuerdo a las estaciones, y por distintos fenómenos climáticos que se van sucediendo, las mercaderías no llegan en buen estado y somos nosotros los que debemos hacernos cargo de ese costo. Pero a esta profesión la hacemos con mucha responsabilidad, cariño y amor porque es un trabajo muy personalizado y se va formando una amistad con los clientes. Ante problemas sencillos o complejos de una enfermedad, los médicos o los nutricionistas recomiendan corregir la alimentación y casi siempre aconsejan consumir estos variados productos que están en la verdulería. Que están compuestos de infinidad de minerales, fibras, hidratos y vitaminas, porque esta es la única forma biológica de corregir todas las bacterias, toxinas y sustancias nocivas que quedan alojadas en el hígado, en el riñón, en las arterias y el colon. Recordemos que la Organización Mundial de la Salud difunde y aconseja constantemente consumir cinco porciones de frutas, verduras y hortalizas para prevenir problemas cardiovasculares, diabetes Alzheimer, de próstata y colon. Las personas que les aumentó la glicemia, colesterol y triglicéridos, el primer paso es que deben consumir verduras. Infinidades de reflexiones podría seguir haciendo pero recordemos las frases de los especialistas que dicen que cada persona cuando va a la farmacia a comprar cápsulas, es consecuencia de no haber consumido tubérculos, frutas, cítricos, hortalizas. Y esto se resume en que la mejor farmacia es la verdulería.
Sergio José Sirk

Quién defiende a los jubilados
El gobierno nacional intentará derogar la ley que ordena ajustar los haberes jubilatorios dos veces al año, según el aumento de la recaudación impositiva y la suba de los salarios. E intentará reemplazarlo por un aumento trimestral, igual a la inflación. De los ocho años de vigencia de ley, en siete de ellos el aumento fue superior a la inflación del Congreso (no el del Indec). Como vaticinan un crecimiento económico, virtualmente nos están rebajando el haber jubilatorio. ¿Quién nos va a defender en el debate?
Agustín Previgliano


Desagradable comparación
Por medio de estas líneas quiero desagraviar la memoria de ilustres personajes como fueron Nelson Mandela y el general José de San Martín, agraviadas por la necia comparación vociferada por Luis D'Elía. El insignificante dirigente al pensar que iba a quedar detenido por sus delitos apeló a esas dos grandes figuras de la historia para hacer creer que en su caso sería una detención tan injusta e inmerecida como la de Mandela. Los manotazos de ahogado ante la rendición de cuentas a la Justicia son irritantes. Lo mismo sucede con la ex presidente de la Nación cuando expresa que ahora no rige el estado de derecho. No tienen vergüenza.
María Cristina Grecco

La vida de un tatuador
Quiero escribirte a vos, Santiago, a tu alma llena de amor, a tu inocencia joven, a tus ideales eternos, a tu vida breve e intensa. Quiero traer tu memoria que quiso ser empañada por los discursos viles y absurdos que están circulando y que pretenden crear verdad. Sin querer, esos verdugos que te mataron, que jugaron con tu cuerpo y que te "aparecieron" en un oscuro río del sur, te devolvieron para siempre. Las voces que clamaban que no "eras nadie", que eras un "vagabundo" se esfumaron. Apareciste en el agua, entre la tierra que defendías y legitimabas. Tal vez moriste solo, perseguido por muchos, acorralado, con un golpe cobarde en tu espalda, entre ojos desorbitados, vos solo, con la complicidad del malvado, del inútil, del que no tiene ya qué hacer en esta vida. No se dieron cuenta que al arrojarte a vos, Santiago, puro fuego y puro amor, al agua benéfica, revelaron la verdadera historia, se olvidaron de las miles de estrellas que tatuaron para siempre en ese instante, un instante que permanece al acecho para salir a la luz. Tu cuerpo parece decirnos que nada es igual después que exististe, desde que sentiste la fuerza de los originarios, de los elementales, de aquellos que son los verdaderos dueños de los tiempos. Eras tatuador, sí, pero lo seguís siendo, artesano de la tinta y la sangre, abridor de conciencias, tus marcas en el cuerpo son la memoria perpetua de la injusticia y la crueldad. Tu rostro estará siempre en nuestra piel, en cada acto de lucha y resistencia, cada vez que la tierra nos recuerde que nada es nuestro, que el poder, los títulos y el renombre son pura ficción. Cada vez que aprendamos algo de alguien a quien no le importa el dinero pero que conoce el secreto de la vida. Santiago, todos te llevamos tatuado en nuestra piel. Cada vez que nos quieran borrar la historia y los recuerdos, cada vez que distorsionen nuestra palabra, tu rostro luminoso aparecerá para advertirnos que sólo seguiremos siendo pueblo si nuestros héroes permanecen y reviven en el presente.
Ana Bugiolacchio

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});