Edición Impresa

Seguridad, el reclamo que más escuchó ayer la intendenta en el distrito oeste

Llegó a la zona a presentar el plan de obras 2013 y dijo que con esos trabajos también se combate al delito.

Miércoles 09 de Enero de 2013

"Más seguridad, cloacas y menos baches". "Seguridad y más tachos de basura". "Que haya más seguridad y que recolecten la basura más seguido". "Seguridad, más luz en las calles y pavimento". Todas las frases tienen un inicio común y pertenecen a vecinos del Distrito Oeste, uno de los más castigados y estigmatizados de Rosario. Allí, hace poco más de cuatro meses le robaron la cartera a la intendenta Mónica Fein, y ayer ella misma volvió para presentar el plan de obras y servicios 2013 en un auditorio del centro municipal repleto.

No faltaron las suspicacias. Algunos dijeron por lo bajo que las promesas municipales en enero se hacían en pleno año electoral. Fein, de algún modo respondió a la desconfianza al decir que las 70 obras programadas apuntan a mejorar la calidad de vida y a enfrentar la inseguridad, la problemática más citada por el vecindario.

"No es lo mismo esperar un colectivo en una garita o en una calle iluminada. Y eso será parte del trabajo, además de afianzar los operativos de controles de motos y autos. Ahora nos estamos comprometiendo con las obras y en febrero estaremos acá con un plan social enfocado en la capitación y empleo, fundamentalmente para los jóvenes", dijo la intendenta.

Fein llegó ayer a avenida Perón al 4600 con el objetivo de repetir la movida "Distrito por distrito. Barrio por barrio" que realizó la semana pasada en distrito Sur. Lo continuará hoy, a las 18, en el distrito Norte y mañana, a las 19, en el Sudoeste.

Auditorio. Familias enteras y representantes de distintas organizaciones del barrio la aguardaban en el primer piso del edificio municipal, un verdadero mojón escoltado por Villa Banana. Ante los vecinos comprometió su palabra de cumplir con múltiples intervenciones urbanas. La colocación de más de mil artefactos para alumbrado público, un playón polideportivo, cloacas, contenedores, refugios y escamonda (ver aparte). Pero sin dudas la obra más resaltada fue la de calle Rouillón. Es la repavimentación y ejecución de la doble traza de una calle con una conectividad vital para el vecindario. La calle, entre Presidente Perón y bulevar Seguí, unirá a los barrios Hipotecario y Toba.

Justamente sobre ese trabajo centró su alocución el secretario general, Jorge Elder, al iniciar el acto. Dijo que se había logrado programar los trabajos gracias al "pedido incansable de vecinalistas como Norberto Diez".

Frente a ese anuncio y a todos los que presentaron con proyección de mapa, números y cifras de inversión, varios quedaron expectantes.

"Se debe prestar más atención a esta zona. No queremos que se olviden de nosotros", dijo Rolando, un vecino que vive a pocas cuadras del edificio municipal. Ante lo que mujeres de Villa La Boca, hacia el sur y cruzando avenida Perón, recordaron: "Somos la parte de la ciudad que se inunda toda con cada lluvia".

Pedido. Fein aclaró que las obras se hacen con dineros municipales y aprovechó la ocasión para recordar que días atrás le envió una nota a la Jefatura de Gabinete nacional donde solicitó que se incluya a Rosario en el programa de asistencia económica financiera. "Rosario es una ciudad de Argentina, si hay recursos en la Nación, vamos a contar con ellos: nos corresponde", anunció al referirse a una cifra que calculó de "entre 120 y 170 millones de pesos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS