Edición Impresa

Secretos de una extraña familia

"Lazos perversos" es, ante todo, el gran debut en Hollywood del aclamado director coreano Park Chan-wook, quien se hizo conocido por joyitas como "Oldboy", "J.S.A: Zona de riesgo" y "Thirst".

Jueves 02 de Mayo de 2013

"Lazos perversos" es, ante todo, el gran debut en Hollywood del aclamado director coreano Park Chan-wook, quien se hizo conocido por joyitas como "Oldboy", "J.S.A: Zona de riesgo" y "Thirst". También es un thriller perturbador con un elenco de lujo que incluye a Nicole Kidman, Mia Wasikowska ("Alicia en el país de las maravillas"), Matthew Goode ("Sólo un hombre") y Jacki Weaver ("El lado luminoso de la vida"). Y como si esto fuera poco, detrás del filme está la productora de Ridley Scott, nominado al Oscar a mejor director por películas como "La caída del halcón negro" y "Gladiador".

La crítica elogió a "Lazos perversos" como un thriller siniestro acerca de una misteriosa e incomunicada familia norteamericana. La historia gira en torno a India Stoker (Mia Wasikowska), quien cuando cumple 18 años pierde a su padre y mejor amigo, Richard, en un trágico accidente automovilístico. A partir de allí, su apacible vida en la aislada mansión de la familia se ve repentinamente destrozada: India refleja un carácter inexpresivo, que disfraza los profundos sentimientos y agudos sentidos que solamente su padre entendía.

Sin embargo, la chica se siente atraída por el hermano de su padre, Charlie (Matthew Goode), quien llega de manera inesperada al funeral y decide quedarse con ella y con su inestable madre Evie (Nicole Kidman), después de estar mucho tiempo perdido. Aunque al principio India desconfía de su encantador pero misterioso tío, él también la cautiva a ella, y la joven comienza a darse cuenta cuánto tienen en común. Una vez que Charlie comienza a revelársele poco a poco, India se obsesiona cada vez más con su carismático pariente, hasta que cae en la cuenta de que su llegada no es accidental.

La oscura trama fue escrita por el actor protagonista de la serie "Prison Break", Wentworth Miller, y los productores Ridley y Tony Scott (quien falleció el año pasado) pensaron que el hombre indicado para dirigirla era Park Chan-wook, autor de algunas de las películas más innovadoras y originales del cine coreano.

Ganador en 2003 del gran premio del jurado en el Festival de Cannes por "Oldboy", Chan-wook es reconocido en todo el mundo por sus elegantes representaciones de la crueldad, destrucción y venganza, así como por sus imágenes radiantes y estremecedoras. El realizador, cuyo interés en dirigir comenzó gracias a la claustrofóbica obra maestra "Vértigo", de Alfred Hitchcock, se sintió atraído por la inusual historia de amor de la película, así como por su mundo físico, que está restringido de manera severa. "Existen muy pocos personajes y se lleva a cabo durante un período breve de tiempo. La tensión constante casi te sofoca. Algo está a punto de estallar, como una tetera de agua hirviendo con la tapa apretada", explicó el director.

"También me gustó el hecho de que no es una historia que gira en torno al diálogo", agregó el cineasta. "Esa resultó ser una ventaja para mi primera película en habla inglesa. Mis películas coreanas tampoco están muy orientadas hacia el diálogo, así que ya me sentía muy cómodo contando la historia de una manera más visual", puntualizó.

Según comentó el coproductor Wonjo Jeong, el guión de "Lazos perversos" engancha perfecto dentro de la obra ya existente del director. "Las películas de Park son muy reflexivas", aseguró. "Lidian con lo correcto e incorrecto, y dónde yace la frontera que los separa. Sus personajes se ven divididos entre las decisiones que toman. Y cada elección tiene consecuencias. Subvierte las convenciones de la narrativa y, al hacerlo, nos lleva a las cuestiones acerca de la clase social, la ética, la moral y la religión", se explayó.

SENSIBILIDAD Y TALENTO. A lo largo de estas dos últimas décadas, Park Chan-wook ha establecido una compañía de actores con quienes trabaja de manera regular en Corea. El director desarrolló un método de trabajo mano a mano intensamente colaborativo con sus actores favoritos para darle cuerpo a los personajes inusuales y originales que pueblan sus filmes. Para su primera película estadounidense, tuvo que conformar una nueva familia creativa de actores con el mismo tipo de sensibilidad, inteligencia y talento.

Para el realizador, "Lazos perversos" es principalmente la historia de cómo India alcanza la adultez. "Es una niña introvertida y confinada en un hogar sofocante, incapaz de relacionarse con alguien de afuera", comentó. "Es muy rebelde, dado que carga con los sufrimientos de la adolescencia. La muerte de su padre y la llegada de su tío, así como el conflicto con su madre y sus colegas, hacen que se dé cuenta de cuál es su verdadera identidad", agregó.

UNA JOVEN PROMESA. Encontrar a una actriz que pudiera personificar las contradicciones del personaje fue de suma importancia para el éxito de la película. Chan-wook eligió a la actriz australiana Mia Wasikowska, cuya delicada belleza y solemne serenidad ya la habían llevado a conseguir papeles protagónicos en "Alicia en el país de las maravillas", de Tim Burton, y "Jane Eyre", de Cary Fukunaga.

"Mia tiene el vigor natural de una mujer joven", indicó el director. "Pero también es serena y cuenta con una madurez interna. Para interpretar a la chica que no es una niña, pero tampoco una mujer, sino que se encuentra en una etapa intermedia complicada, Mia era la actriz más apropiada. Es muy sutil y hábil, en una forma que sólo suelo ver en actores mayores", afirmó.

La actriz, por su parte, asegura que hubo muchas cosas en el proyecto que le gustaron. "Es un guión muy bien escrito. El director Park y el equipo creativo son brillantes. La historia es algo que nunca había visto antes. La dinámica entre los personajes es sumamente misteriosa. India es una mujer muy compleja. Sin su padre, está completamente desconectada del mundo. Es una forastera por naturaleza. Todavía es una niña joven, pero se está convirtiendo en una mujer con sueños y fantasías, aunque son de naturaleza distinta a los sueños de otras chicas", describió.

PROPUESTA IRRESISTIBLE. La otra estrella de la película es nada menos que Nicole Kidman, quien interpreta a Evie, la frágil madre de India. Un vistazo a la filmografía de Kidman revela que tiene una larga historia de aceptar proyectos ambiciosos, dirigidos por realizadores pertenecientes al cine de autor, desde Baz Luhrmann ("Moulin Rouge") hasta Gus Van Sant ("Todo por un sueño), pasando por John Cameron Mitchell ("El laberinto"). "Pensé que la mezcla de Park con este material era verdaderamente emocionante", dijo la actriz. "Es un realizador muy respetado por otros directores. Me encanta apoyar a artistas que tienen una manera singular de expresarse y que están dispuestos a arriesgarse. Ciertamente he hecho muchas películas comerciales, pero tener la capacidad de apoyar a alguien que adopte una manera diferente de ver al mundo es mi felicidad más grande como actriz", aseguró.

La inquietante elegancia y las complejas relaciones de "Lazos perversos" hicieron que la propuesta sea irresistible para la actriz. "No hay nada genérico en ella", opinó Kidman. "Tiene una cadencia inusual en los diálogos. El ritmo no es típico. Cuando leí el guión, no estaba segura de lo que iba a suceder después, y eso me encantó", afirmó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS