Edición Impresa

Se tiró al vacío para probar una red de protección

El líder de la ONG Manos a la Obra saltó desde 6 metros y demostró que la malla puede salvar vidas. Quieren colocarla en construcciones.

Miércoles 24 de Abril de 2013

Narciso Canteros gritaba de emoción segundos después de las 12.20 de ayer. Es que había logrado un objetivo autoimpuesto desde hacía mucho tiempo: demostrar la resistencia de las redes anticaídas que él mismo venía propiciando para los edificios en construcción. Así fue que el responsable de la organización Manos a la Obra se arrojó sobre la malla de polipropileno desde una altura de seis metros bajo la supervisación de un equipo del Instituto de Mecánica Aplicada (Imae) de la Universidad Nacional de Rosario (UNR).

"Esto es para los familiares de los amigos que ya no están", dijo y sostuvo que si se hubiese usado este dispositivo de seguridad algunas de esas muertes habrían sido evitables. Se refería a los albañiles que se precipitaron desde diferentes obras en construcción.

Canteros también recordó al fallecido subsecretario de Gobierno de la Municipalidad, Miguel Pedrana. "El nos dio bola", subrayó. En efecto, había impulsado la red en el Concejo Municipal.

Ahora resta que el Palacio Vasallo imponga el sistema como obligatorio en la ciudad, "tal como ocurre en varios países del mundo", sostuvo el líder de Manos a la Obra tras obtener la iniciativa de aquellas naciones.

Canteros aseguró que la red tiene una duración de 20 meses y costaría 8 mil pesos.

"Este grupo de trabajadores desocupados llegó a esta demostración para que las futuras generaciones tengan un salvoconducto en la vida; por eso la red bien se merece esta prueba de forma real", sintetizó.

El albañil se arrojó desde una plataforma levantada por una grúa sobre la malla ubicada en una estructura tubular. Y, si bien no lo manifestó abiertamente, dijo por lo bajo antes de tirarse que sentía algo de temor. En rigor, en el ambiente se vivieron momentos de tensión.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS