Edición Impresa

"Se terminó la época del relato", advirtió Macri

El dirigente explicó a los medios de prensa que “la tercera vía, más que un partido, es una forma distinta de hacer política, por y para la gente”, por fuera de las fuerzas tradicionales del PJ y la UCR.

Domingo 23 de Febrero de 2014

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, aseguró ayer desde Tucumán que en la Argentina “se terminó la época del relato y comienza el tiempo de gobernar con hechos”, como —aseguró— puede hacerlo el PRO “desde de la tercera vía”.

   Como parte de las visitas que realiza al interior del país para fortalecer su estructura nacional de cara a las presidenciales de 2015, Macri recorrió ayer el Museo Pachamama, ubicado en la localidad de Amaicha del Valle, y después visitó a Viviana, una vecina que le solicitó una entrevista personal a través de Facebook.

   El dirigente explicó a los medios de prensa que “la tercera vía, más que un partido, es una forma distinta de hacer política, por y para la gente”, por fuera de las fuerzas tradicionales del PJ y la UCR.

   “En nuestro gobierno se trabajará para controlar la inflación, que es uno de los grandes flagelos que sufre el país, junto a la falta de infraestructura y el narcotráfico”, sostuvo Macri, y agregó que “ya no se puede gobernar más a través del relato o escondiendo las cifras; tener inflación en el siglo XXI es no saber gestionar”.

   En este camino, subrayó que “es hora de que dejen paso a la nueva dirigencia y no que sigan los mismos que nos han venido gobernando los últimos 30 años”.

   Macri señaló que Tucumán y Salta son dos provincias que “tienen grandes posibilidades de crecimiento a partir del turismo y de sus economías regionales”, pero que para eso necesitan “un Estado que las acompañe, dándoles por ejemplo algo tan sencillo como mejores rutas y caminos”.

   “Hemos llegado al punto en que es casi más caro el flete de Salta a Buenos Aires que el de Buenos Aires a China”, enfatizó el mandatario porteño, y sostuvo que “todo el país necesita reglas claras para progresar y una economía sin inflación, que es un mal que desalienta la inversión y corroe el bolsillo de los que menos tienen”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario