Edición Impresa

Se registran menos nacimientos en la Argentina, pero no en Rosario

A nivel nacional, de 2011 a 2012 hubo 20 mil nacidos vivos menos. En la ciudad, en cambio, hace cinco años que el número se mantiene.

Lunes 28 de Abril de 2014

Según datos oficiales difundidos por el Ministerio de Salud de la Nación, durante 2012 nacieron en la Argentina 738.318 bebés. La cifra representa unos 20 mil nacimientos menos que en 2011, cuando el total fue de 758.042, y unos 18 mil menos que en 2010, período en que llegaron a 756.176. Si los números se analizan por jurisdicción y a lo largo de los últimos cinco años, se advierten exiguos descensos en la cantidad de nacidos vivos en la Ciudad de Buenos Aires, Gran Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Santiago del Estero, Entre Ríos, San Luis, Corrientes, Catamarca y Chubut, entre otras, pero en cambio se mantienen estables en toda Santa Fe y, en particular, en Rosario. Durante 2012 en la provincia nacieron 54.056 bebés, apenas uno menos que el año previo y 900 más que en 2011. En lo que hace a la ciudad, el último lustro casi no registró cambios: la cifra osciló anualmente entre 20 mil y 21 mil.

La estadística tiene reglas que no son transparentes para los legos. Por ejemplo, que para que una variación resulte relevante debe analizarse en un período extenso y que las fluctuaciones no marcan necesariamente tendencia. Sin contar con la propia complejidad que amerita la interpretación de las cifras.

Quizás por eso, el coordinador de las actividades científicas y académicas de la Secretaría de Salud municipal y director del Centro Rosarino de Estudios Perinatales, Guillermo Carroli, pidió mirar los números "con extremo cuidado" y recordó que "hay muchos países dentro de una misma Argentina" en variables tan sensibles como son la tasa de natalidad o de mortalidad materna, para poner sólo un par de ejemplos. O, "incluso dentro de la propia Santa Fe", al comparar las realidades que se dan en maternidades públicas y privadas.

Prima facie, el especialista admitió que al menos en las maternidades municipales de Rosario se sigue viendo "una situación de estabilidad" en la cantidad de partos, algo que la estadística nacional refleja también para toda Santa Fe.

En un lustro. La serie publicada por la Dirección de Estadísticas e Información en Salud, que depende del ministerio nacional, muestra que en 2012 los nacidos vivos en Argentina sumaron 738.318; en 2011 habían sido 758.042; 756.176 en 2010; 745.336 en 2009 y 746.460 en 2008.

Del total de nacidos vivos en el país durante 2012, 282.031 llegaron a la provincia de Buenos Aires, 200.621 al conurbano bonaerense y 43.733 a la Capital Federal.

En el caso de la Ciudad de Buenos Aires, en 2008 los nacidos vivos sumaron 45.820 y ese número se mantuvo bastante estable hasta 2011. La caída mas significativa se dio entre ese año y el siguiente, con 1.500 nacimientos menos.

También Córdoba fue a la baja: en cinco años pasó de 58.073 alumbramientos a 56.864. Y en el mismo lapso Mendoza descendió de 34.860 nacidos vivos a 33.074.

En Santa Fe, en cambio, la serie se mantuvo marcadamente estable: en 2008 los nacimientos fueron 54.804, en 2009 bajaron levemente a 53.830, en 2010 a 53.152, en 2011 repuntaron levemente a 54.057 y al año siguiente apenas hubo cambio, con 54.056 nacidos vivos.

Siempre según los datos de Estadísticas e Información en Salud nacional, Rosario también permaneció sin variaciones demasiado significativas: en 2008 la cifra se ubicó en 21.050 nacimientos y cinco años después llegaron a 21.362.

De todos modos (y aunque se excusó de analizar los números por no tenerlos delante), Carroli se preguntó. sin abrir juicio, cuán significativa puede ser una variación anual a nivel país de 20 mil nacimientos sobre un total de más de 700 mil.

Por otro lado, la publicación nacional también registró un descenso en la tasa global de fecundidad en toda Argentina. Según un indicador que mide el número medio de hijos por mujer a los 50 años —final del ciclo fértil—, se pasó de 2,35 en 2011 a 2,29 en 2012, mientras que hace diez años la cifra ascendía a 2,45.

Para los especialistas, la disminución en la cantidad de hijos y el retraso en la maternidad pueden relacionarse con el mayor nivel educativo de las mujeres y el desarrollo exitoso de programas de salud reproductiva que logran reducir los embarazos no deseados.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS