Edición Impresa

Se entregó "Guille" Cantero, uno de los líderes de la banda de Los Monos

Violencia y narcotráfico. Lo buscaban desde el 31 de mayo. Está acusado de haber ordenado el crimen de Martín "Fantasma" Paz, en septiembre pasado en 27 de Febrero y Entre Ríos.  

Sábado 22 de Junio de 2013

Desde el pasado 31 de mayo, cuando más de un centenar de policías cercó el barrio 17 de Agosto y allanó un sinnúmero de viviendas de la familia Cantero en el marco de la causa que investiga el crimen de Martín Fantasma Paz, el nombre de Máximo Ariel Cantero pasó a engrosar la lista de los hombres más buscados de Rosario. El muchacho, de 26 años y conocido como Guille, es considerado uno de los líderes de la banda de Los Monos. Y según la pesquisa judicial, fue quien dio la orden de ejecutar a Paz. El último día de mayo la policía no lo encontró y tampoco lo hallaron en otros tres operativos realizados. Y ayer, cuando todo indicaba que nada pasaría en torno al caso, Guille se entregó mansamente en las oficinas de la División Judicial de la Jefatura de policía. El lunes el juez de Instrucción Juan Carlos Vienna lo espera en su despacho para tomarle declaración indagatoria. Mientras tanto está preso e incomunicado.

"Eran cerca de las 17.30 y el tipo se presentó en la guardia de Jefatura. Dijo que se llamaba Diego Oviedo y que quería hablar con agentes de Judiciales porque lo estaban buscando. Lo hicieron pasar y cuando llegó a la oficina los investigadores lo reconocieron. «Vos no sos Oviedo, sos Guille Cantero», le dijo un policía. Y él respondió con una sonrisa: «Bien, te ganaste la lotería»", refirió uno de los pesquisas que estuvo tras los pasos del muchacho varios días y muchas noches de este mes.

En ese orden "la noche del jueves se hicieron tres allanamientos en viviendas de la zona semirural de Piñero y Alvarez, cerca de Rosario, porque se tenía el dato preciso de que el muchacho se aguantaba allí. Pero en ninguna de las casas se encontró nada. Ni a Cantero ni elementos que importen para la causa", dijo a La Capital uno de los policías que participó del operativo.

Así las cosas, cercado por la seguidilla de allanamientos, "cansado de deambular, y convencido de que los asesinos de su hermano (Claudio Pájaro Cantero) ya no están en la ciudad", Guille se entregó ante quienes lo buscaban y anoche durmió en la Jefatura. "Estaba muy tranquilo, se le hizo la ficha de rigor y no habló demasiado", confiaron los voceros.

La imputación. El juez Juan Carlos Vienna lleva adelante desde el 8 de septiembre del año pasado la causa 913/12 en la que se investiga el homicidio de Martín Fantasma Paz. El muchacho tenía 27 años y a las 14.30 de aquel sábado, cuando circulaba junto a su esposa y su pequeña hija en una flamante cupé BMW, fue acribillado a balazos en la esquina de Entre Ríos y 27 de Febrero.

La pesquisa judicial determinó que detrás de ese homicidio estuvo la banda de Los Monos, agrupación delictiva que creció desde el barrio 17 de Agosto bajo la tutela de la familia Cantero y que en los últimos tres lustros extendió sus negocios hasta conformar una asociación ilícita dedicada al narcotráfico, la comisión de homicidios por encargo, la extorsión y el acopio de armas entre otros delitos.

Los investigadores establecieron a partir de escuchas telefónicas que el crimen de Paz fue ordenado por Guille Cantero, y que su hermano de crianza, Ramón Monchi Machuca, fue quien seleccionó a los sicarios que terminaron con la vida de Fantasma.

Acerca del motivo del homicidio, la Justicia entiende que Paz se quedó con una importante suma de dinero de la que Los Monos le dieron para que blanqueé mediante la compra de autos. "El muchacho se tentó y quiso emprende su propio negocio en el mundo de la droga", dijo un pesquisa. Pero la carga de pasta base de cocaína que Paz compró en Bolivia fue interceptada por Gendarmería Nacional el 5 de septiembre del año pasado. Entonces se quedó sin la mercadería con la que pensaba hacer diferencias para devolver el dinero prestado. Tres días más tarde lo mataron.

Como un desprendimiento de la pesquisa hacia otros hechos, también está firme como hipótesis de los investigadores que Luis Paz, el padre de Fantasma, fue el ideólogo del asesinato de Pájaro Cantero, el líder de Los Monos acribillado por venganza el 26 de mayo pasado frente a la disco Infinity Night de Villa Gobernador Gálvez. Por ese crimen, está detenido uno de sus presuntos asesinos: Facundo Macaco Muñoz. El otro contratado para tal fin, según fuentes del caso, fue Milton Damario, quien hasta ayer no había sido localizado.

La búsqueda. A Guille Cantero lo buscaban desde el mismo 31 de mayo cuando el juez Vienna ordenó una serie de allanamientos en el barrio 17 de Agosto y en varias localidades vecinas, entre ellas en la casa de Granadero Baigorria donde el muchacho vivía con su esposa. Pero no lo encontraron por ningún lado y desde entonces pesaba sobre él un pedido de captura nacional e internacional.

La madrugada del 12 de junio el mismo juez encabezó los allanamientos a tres viviendas ubicadas en pasaje J. de Casal al 3700, en el barrio Moderno, zona sudoeste de Rosario. La información captada por la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) indicaba que en una de esas viviendas, que pertenecen a distribuidores de Los Monos, estaba Guille. Pero todo fue negativo.

Finalmente la noche del jueves los pesquisas llegaron a la zona rural de Piñero y Alvarez para buscar a Guille. Y otra vez se volvieron con las manos vacías. Hasta que a las 17.30 el muchacho los sorprendió llegando a pie hasta la misma Jefatura de Rosario y se entregó de forma voluntaria.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario