Edición Impresa

Se desplomó una pared del décimo piso de una obra

El estruendo alertó a los vecinos de España 38. Una pared a medio levantar en el décimo piso de un edificio en construcción se derrumbó y arrastró a su paso la bandeja de contención que estaba unos pisos más abajo.

Sábado 18 de Agosto de 2012

El estruendo alertó a los vecinos de España 38. Una pared a medio levantar en el décimo piso de un edificio en construcción se derrumbó y arrastró a su paso la bandeja de contención que estaba unos pisos más abajo. Escombros, tramos de hierros y algunas chapas cayeron sobre el pasillo lindero y la siguiente propiedad. "La suerte fue que no había nadie", dijo Guillermo, mientras señalaba el patio previo al ingreso a su casa que estaba lleno de escombros.

La obra en construcción se levanta en España 38 y está a cargo de la empresa Consiar SRL. Según comentaron los propios operarios, el problema ocurrido el jueves a la tarde fue originado por la lluvia y la humedad de estos últimos días.

"La pared estaba por la mitad, pero con la humedad que hay el cemento no se llegó a secar bien, vino mucho viento y la tiró", explicó uno de los obreros que salía del lugar.

Desplome. Para los vecinos, fue un verdadero susto que ayer a la tarde todavía les costaba digerir. Una de las propiedades afectadas fue la de España 34, donde adelante funciona un consultorio odontológico y hay departamentos.

"Se escucharon los ruidos del desplome y salimos a ver qué estaba pasando", contó Guillermo, que vive en uno de esos departamentos y tiene un pequeño patio justo antes de la puerta de ingreso a su casa. Allí, al mediodía, todavía quedaban restos de la pared.

"Hay pedazos de material, escombros grandes y fierros que eran parte de andamios o de la bandeja de contención", explicó el hombre, mientras mostraba cómo había quedado su patio.

Además, sobre la terraza del edificio, que tiene apenas dos pisos, cayó además gran parte de los materiales.

Quienes también sintieron el impacto del desmoronamiento fueron los vecinos de España 36, un pasillo con tres departamentos. Leonardo Maroti vive en el Nº 3 y señaló que "la pared cayó sobre las tablas y chapas que están cubriendo el ingreso a las viviendas; se podría haber venido abajo todo provocando un desastre", indicó.

Maroti se quejó porque "no es el primer problema" que los habitantes de la zona tienen con la obra lindera, que comenzó hace ya un año.

"Acá en el pasillo levantaron la pared medianera 15 centímetros más adelante de lo debido y la Municipalidad lo único que hizo fue hacerme gastar plata en ingenieros y agrimensores. Abrieron el expediente, pero nadie se acercó a realizar una inspección", reclamó.

Otro de los vecinos recordó que en el lugar hay entre dos y tres construcciones por manzana, y consideró que "los controles son pocos". Así, insistió: "No pasó nada, pero la cuestión es que estas cosas no tienen que ocurrir".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario