Edición Impresa

Se desplomó un ascensor con dos camilleros en el Pami I

Un ascensor donde iban dos camilleros que sufrieron golpes cayó en el policlínico Pami I. De inmediato, la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) afirmó que hoy iniciará un paro hasta que se aseguren...

Miércoles 06 de Abril de 2016

Un ascensor donde iban dos camilleros que sufrieron golpes cayó en el policlínico Pami I. De inmediato, la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) afirmó que hoy iniciará un paro hasta que se aseguren las condiciones necesarias para trabajar.

El hecho ocurrió cerca de las 15.30 de ayer, y el secretario general de la junta interna de ATE Rosario Pami, Marcelo Sánchez, contó que no es la primera vez que suceden este tipo de cuestiones en ese centro asistencial: "En el ascensor iban dos camilleros, que están golpeados. Cayó desde el primer piso hacia el subsuelo".

En efecto, hace un año y medio el mismo ascensor se accionó con una camilla a medio ingresar que estaba ocupada por una anciana. "Declaramos el paro hasta que se den las condiciones necesarias para trabajar", advirtió el sindicalista.

Sánchez insistió en que "este tema no viene de ahora" y que ya se redactó una nota para dejar sentado que las instalaciones no están en condiciones.

"Después del incidente con la señora, quisieron dejar el ascensor sin puerta y con un operador, a lo cual nos negamos amparándonos en la ley de seguridad e higiene. Dijeron que arreglaron la puerta y ahora el ascensor se cayó varios metros", sentenció, a la vez que agregó que los empleados camilleros "están acostumbrados a hacer fuerza todo el día, pero se podría haber lamentado la muerte de algún jubilado".

Exigencia. Sánchez amplió: "Le vamos a exigir la renuncia al director porque hace mucho que lo venimos reclamando. Mañana (por hoy), si no se va el director y arreglan el ascensor, nosotros no volvemos a la actividad. Que se haga responsable quien tenga que hacerlo. Los policlínicos están así por la gestión anterior. No pusieron ni siquiera un ladrillo en el Pami".

Por su parte, el camillero Leandro Noya, relató: "Se desplomó el ascensor, no funcionaron los frenos. Llegó hasta los resortes que hay en el piso". Y añadió: "Corre peligro nuestra vida y la de los pacientes también. Yo quiero garantías de que todo está en condiciones. Queremos trabajar, pero de la manera que corresponde".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario