Edición Impresa

Se desmoronó un paredón en la zona norte frente a Costa Alta por la intensa lluvia

El episodio no provocó heridos ni accidentes pero obligó a cortar el tránsito por espacio de una hora en un área cercana a la cabecera del puente Rosario-Victoria.

Sábado 02 de Noviembre de 2013

Un paredón ubicado en la barranca de la zona norte, por avenida Costanera y frente al paseo peatonal Costa Alta, se desmoronó ayer debido a la abundante lluvia caída desde el jueves (120 milímetros hasta ayer al mediodía).

El episodio no provocó heridos ni accidentes pero obligó a cortar el tránsito por espacio de una hora en un área cercana a la cabecera del puente Rosario-Victoria. También a raíz del desmoronamiento hubo que limpiar la zona con retroexcavadoras.

Ayer por la tarde, según destacó el titular de Defensa Civil, Raúl Rainone, la circulación por el lugar estaba "normalizada".

"El desmoronamiento se produjo por la gran cantidad de agua caída, lo que provocó el desprendimiento de tierra, alambres, restos de mampostería y madera sobre la calzada", explicó Rainone.

La zona afectada coincide con el sector trasero de un línea de casonas residenciales con vista al río. Pero ayer, desde los ventanales de estos señoriales inmuebles se veía una postal deslucida. La de la avenida cortada en forma preventiva con agentes de Tránsito y de la Guardia Urbana Municipal (GUM), desde Escauriza y hasta avenida de la Costa. Y además, máquinas que no paraban de remover barro y cartelería que había arrasado el agua.

La zona norte, como gran parte de la ciudad, era ayer por la mañana una gran laguna. Y los vecinos se veían atemorizados fundamentalmente por dos fenómenos: el promocionado anuncio y descripción de la tormenta Berta y los recuerdos de una tormenta, que sí dejó muertos, perjuicios serios y evacuados, hace poco más de un año en Rosario y la región.

Con toda esa carga, el desmoronamiento del paredón bajo el Centro Castilla provocó temor, pero lo que se cayó no fue más que "tierra y mampostería". Así lo había relatado a primeras horas de la mañana el subdirector de Defensa Civil, Gonzalo Ratner.

"El tránsito en la zona de Costa Alta se encuentra interrumpido pero por fortuna no hubo ningún lesionado; sí hay un corte preventivo para que ningún vehículo pase por ahí, en unas horas va a estar liberado", había advertido Ratner. Y así fue.

Limpieza. Desde la repartición rescataron durante toda la jornada la colaboración de muchos vecinos que en toda la ciudad y "en especial en barrios como Fisherton", limpiaron entre ellos las bocas de tormenta para evitar anegamientos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS