Edición Impresa

Se derrumbaron las monedas de los principales países emergentes

El rublo, la lira turca y el rand sudafricano bajaron por la salida de capitales. La devaluación del peso hizo su modesto aporte a la caída de Wall Street.

Sábado 25 de Enero de 2014

La caída del peso argentino, la lira turca, el rand sudafricano y el rublo ruso, más los datos sobre la desaceleración de la economía china, repercutieron negativamente en los mercados mundiales, especialmente en Wall Street, que cayó 1,96 por ciento.

La expectativa de que el plan de la Reserva Federal para retirar gradualmente sus estímulos monetarios retire liquidez de los mercados ya había presionado a las monedas emergentes.

Este movimiento es menos directo en el caso de la Argentina, que al estar prácticamente afuera de los mercados de créditos internacionales, no siente tan directamente el cambio de política estadounidense. En la economia local, los factores internos parecen tener más peso que los externos.

De todos modos, la maxidevaluación de los últimos días llegó al foro de Davos, en Suiza, donde se reúnen los principales empresarios y funcionarios de Economía del mundo. Allí, el titular del Palacio de Hacienda de Brasil, Guido Mantega, se vio obligado a aclarar que la depreciación del peso no afectará a su país.

La aclaración fue en un foro donde la preocupación por la salud económica de los grandes emergentes, incluidos los llamados Brics, está a la orden del día. Esto se refleja en la salida de divisas y las devaluaciones. Casi 4 mil millones de dólares salieron en lo que va del año de estos mercados.

Turquía. Ayer la lira turca alcanzó mínimos históricos, pese a una intervención en la sesión previa por un monto estimado en unos 3.000 millones de dólares. El rublo ruso y el rand sudafricano también se debilitaron, a niveles no vistos desde la crisis financiera del 2008-2009.

En Turquía, el banco central se rehusó subir las tasas de interés aunque la lira perdió 9 por ciento este mes, alentando el temor a la inflación y a un éxodo de los inversores.

En cambio, Ankara se ha inclinado por las subastas de dólares. Pero pese a la venta de casi un décimo de sus reservas, la meoneda retrocedió casi un 2 por ciento.

Por su parte, Rusia nuevamente movió la banda cambiaria del rublo tras vender divisas en efectivo por 350 millones de dólares. La moneda rusa alcanzó un mínimo récord frente al euro.

España. Las pérdidas en las monedas emergentes se traspasaron además a los mercados accionarios europeos. La Bolsa española, por ejemplo, retrocedió un 1,7 por ciento debido a su exposición a los ingresos provenientes de América latina.

Los mercados latinoamericanos también siguieron la ruta de las caídas de los mercados emergentes. Las Bolsas de Perú y Chile tocaron sus mínimos, mientras que San Pablo experimentó también un severo golpe.

El peso uruguayo se desvalorizó ayer ante la inestabilidad generada por el mercado cambiario argentino .

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS